Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

01 Diciembre 2020F21.06h

C

Los blogs de EjePrime

16 SEP 2020
F05.00h

Noticiario: Temporal Gloria, Covid-19 y Messi

Noticiario: Temporal Gloria, Covid-19 y Messi

 

¡Dichoso 2020! No puedo negar mi cansancio, cansancio que no debería corresponder a primeros de septiembre. Pero sí, no puedo negar estar harto de este año. Año de dos números repetidos, el dos y el cero, estéticamente bonito, y del cual esperábamos muy buenos resultados hasta finales de 2019.

 

Todo empieza a primeros de año con el temporal meteorológico Gloria que destroza muchas partes de Cataluña, y consecuentemente daña a muchas economías. Pero no queda otra que consolarse aceptando que son cosas que pasan, que no las podemos controlar, y que hay que aceptarlo. Debo decir al respecto que no estoy nada de acuerdo con estas afirmaciones (más tarde comento).

 

Llegado el mes de marzo, concretamente el día 12, y después de ser informados con antelación de lo que sucedía en Italia (cerca de nosotros), y de lo que había antes sucedido en China (lejos), somos confinados por orden del gobierno central, y la sociedad española se mete de lleno en un estado de alarma, del cual todavía no hemos salido.

Y como si fuera un Telediario en el que se incluye la noticia política, económica, o social, y acto seguido los deportes y el tiempo, nos metemos de lleno los meses de verano con Messi, y su voluntad de abandonar el FC Barcelona.

 

Ojalá no hubiéramos puesto la televisión este 2020. Todo han sido noticias fuertes, dolorosas, malas y de difícil solución.

 

Sin embargo, todas ellas tienen alguna justificación o explicación.

 

El temporal Gloria no vino porque sí. El cambio climático es una realidad y los motivos de dicho cambio también. Nuestra sociedad es la máxima culpable de lo que pasa en este ámbito. No nos preocupamos por nuestro planeta, lo despreciamos. Nuestro egoísmo provoca esa dejadez, ese abandono, ese mal uso de las materias. Da la sensación de que no interesa demasiado ponerle fin de inmediato. La lucha por los intereses está destruyendo el mundo. Y claro, aparecen temporales y catástrofes en cualquier parte de la tierra con consecuencias económicas, sociales, y mortales desmesuradas.

 

El caso del COVID-19, no ha sido el primero, ni tampoco será el último. Ya hemos sufrido epidemias anteriores que ocasionaron males, muertes, y que después de años se pudieron paliar mediante vacunas y tratamientos. Y ahora, aparece un nuevo virus, potente, maldito, descontrolado y desconocido también para poder controlarlo. Desde hace unos meses se está intentando averiguar de dónde viene y cómo podemos afrontarlo. En mi opinión, tiene que haber más de una causa, y quizás alguna de ellas voluntaria. Se verá dentro de unos años.

 

Messi, la gran noticia del verano. Igual que los dos temas antes comentados, también creo que esta noticia se hace pública por razones que no son de hoy; la decisión del futbolista viene dada por unas cuantas causas que se llevaban en silencio, y que tarde o temprano tenían que salir.

 

Y todo ello nos hace olvidar sin querer de la realidad. Una realidad que nos va a dejar mella.

 

¿Qué va a suceder este último trimestre de 2020? ¿Cómo se presentará el 2021?

 

De momento me ceñiré a los primeros 15 días de septiembre. Percibo un cierto estado de expectación. Si bien hemos arrancado el mes con nuestra operativa habitual, hemos notado que las empresas necesitan más tiempo para su toma de decisiones. La demanda es escasa, aunque seguimos recibiendo llamadas demandando esencialmente naves en alquiler entre 300 metros cuadrados y 2.000 metros cuadrados.

En cuanto a la oferta, notamos un incremento en la intención de venta, sobre todo en operaciones de sale&lease back. También se percibe un incremento en la intención de venta pura y dura del inmueble.

 

En cuanto a los precios de alquiler diré que han bajado en ciertas zonas y polígonos alrededor del 10 % o el 15 %, manteniéndose en zonas prime industriales por la escasez de oferta. Los valores de venta también han bajado. Los propietarios están ahora más dispuestos a negociar, sobre todo en esas naves industriales en las que la inversión a realizar en ellas para adaptarlas a normativas es importante.

Los arrendadores de inmuebles industriales también están más abiertos a conceder carencias, a negociar escalados de renta, o a bajar sus pretensiones, si ello les permite arrendar sus propiedades. Eso sí, a cambio, se pueden solicitar en algunos casos ampliaciones de fianza o avales.

 

Todos debemos apretarnos el cinturón ante un futuro inestable, algo incierto, motivado principalmente por el COVID-19. Este virus no nos deja vivir ni trabajar en paz. Algunas empresas han tenido que reinventarse numerosas actuaciones para sobrevivir y seguir adelante. Se puede aguantar un mes, dos, quizás seis, pero si persiste esta situación, todos tendremos que hacer mucho esfuerzo para retomar aquel hilo que se cortó a finales de 2019, y que hoy por hoy no sabemos bien como anudarlo. Los Ertes (especialmente los que todavía no se han cobrado), el paro en alza y, en definitiva la situación laboral, frena muchos impulsos.

 

Asimismo, la situación económica del país, y principalmente la social, que no deja de marear a una sociedad herida ya hace mucho tiempo.

 

 

 Don Polígono

...