Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra Política de cookies.

Diario de información económica del sector inmobiliario

27 Jul 201718:50

Blog

¿Quién dijo recuperación?

¿Quién dijo recuperación? El blog de EjePrime

 

Nada más aterrizar en este sector, lo primero que hice fue ponerme al día. Tomar cafés con profesionales, empaparme de todas las empresas (tanto las de reciente creación como las no tan nuevas) y entender cómo funcionaba el negocio del real estate. Y lo primero que quedó claro fue que se tenía que perder el miedo a hablar de estabilización. El sector, según muchos de vosotros, ya ha retomado la marcha.

 

Muchos hablan de que son ciclos. Otros dicen que los grandes grupos inmobiliarios que se han creado después de la crisis han aprendido de los errores de los perros viejos del sector. Y otros, simplemente, aplauden a la profesionalización del real estate en España, lo que para muchos ha significado el auténtico salvavidas para este negocio.

 

Si antes los directivos que encabezaban los organigramas de las empresas del ladrillo en España eran self-made man, a menudo sin una gran formación, hoy las cúpulas de este negocio están lideradas por MBAs de Iese, Esade o de las más prestigiosas escuelas de negocio internacionales.

 

No obstante, y aunque la formación sea necesaria en todos los aspectos, lo que también me han enseñado los sabios del sector es que sí, un máster está muy bien, pero el olfato no se aprende en las escuelas de negocio.

 

Saber qué local le interesa a una marca en concreto, si en calle prime o en secundaria; qué tipo de inmuebles puede encajarle a un fondo de capital riesgo que acude a España a invertir; qué oficinas le pueden interesar a ese gigante de la tecnología que se fija en nuestro país para crecer y, si su compañero de industrial, tiene un buen almacén para ofrecerle en el extrarradio de la misma ciudad. Esto es cuestión de olfato y pasión por un trabajo bien hecho.

 

Con este discurso damos por inaugurado esta bitácora, donde hay sitio para todos. Los grandes y pequeños del sector, los que saben porque llevan mucho, y los que pueden aportar gracias a una base teórica aunque lleven poco. Los que han ayudado a que esto remonte y la sabia nueva que llega. A todos, bienvenidos a El Rascacielos.

...