Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

24 Jul 201907:25

n
;Menu
h Empresa

Barnes proyecta su entrada en Valencia y Mallorca para crecer un 50% en 2018

La inmobiliaria internacional, especializada en el mercado de lujo, levantará la persiana de una segunda agencia en Madrid, tantea entrar en Marbella y mantiene en stand by la apertura de su segunda oficina en Barcelona.
21 Mar 2018 — 04:56
J. Izquierdo
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Barnes proyecta su entrada en Valencia y Mallorca para crecer un 50% en 2018

 

 

Barnes se sumerge en el Mediterráneo para crecer en 2018. La inmobiliaria, especializada en el mercado de lujo, prevé crecer un 50% este año con la apertura de oficinas en Valencia y Mallorca. La franquicia internacional desembarca en estas dos ciudades, mientras espera que “se tranquilice la situación en Cataluña” para poder abrir su segundo local en Pedralbes, en Barcelona, según explica Emmanuel Virgoulay, socio fundador de Barnes Spain, a EjePrime.

 

Mientras se clarifica la situación en Cataluña, Barnes duplicará su presencia en Madrid, “un mercado muy atractivo, por ejemplo, para el inversor sudamericano”, destaca el directivo. Además, la Costa del Sol está también en el radar de la franquicia, que ya trabaja para poder entrar próximamente en Marbella.

 

Las nuevas oficinas de Valencia y Palma, sin fecha ni lugar para la inauguración, levantarán la persiana este año en asociación con un socio. Barnes también expandirá la franquicia a Andorra, donde aterrizará en mayo.

 

 

 

 

Sobre la apuesta de Barnes por Mallorca, el directivo justifica que “el mercado de lujo mira mucho a Baleares cuando piensa en un sitio premium. Mientras, el desembarco con oficina del grupo en Valencia responde al “gran atractivo del precio del metro cuadrado en la ciudad, al que acompaña el buen clima, las tiendas de lujo y el aeropuerto internacional”, según el ejecutivo. “Ahora mismo, Valencia compite con Barcelona”, asegura Virgoulay.

 

Barnes aterrizó en España en 2016, atraído por la buena senda en la que comenzaba a caminar el real estate. Sin embargo, “el pasado año fue ya el de la consolidación: el mercado se ha recuperado y la demanda se ha elevado bastante en los últimos meses”. Por ello, Virgoulay pide “un mensaje fuerte de estabilidad” por parte de los políticos para todo el país, ya que “entonces los inversores internacionales volverán”.

 

“El modo de vida en España es espectacular”, explica Virgoulay, francés de nacimiento. Conocedor de la demanda internacional, el directivo lamenta que “hay inversores que están interesados por Barcelona, pero que tienen sus inversiones en stand by; este tipo de cliente está asesorado por abogados, y ellos les dicen que tengan prudencia con Cataluña”. Según el socio de Barnes, hay un “antes y un después del 1-0”. También para su franquicia, que ha paralizado la apertura de su segunda oficina en Barcelona que estaba previsto que se inaugurase este año en Pedralbes.

 

Precisamente, en Barcelona, por primera vez desde el final de la crisis, la demanda del sector inmobiliario de lujo provino en un 60% del cliente nacional durante 2017. A nivel global, Barnes cerró el pasado año con un aumentó en su volumen de ventas de un 13,5%, hasta alcanzar 4.200 millones de euros, y un incremento del 56,7% en el número de clientes anuales, con 150.000. Asimismo, el grupo francés elevó su número de bienes en cartera un 54,9%, hasta las 46.000 propiedades, y el de oficinas que, con 25 nuevas aperturas en 2017, despidió el año con 85 agencias en todo el mundo.

 

 

 

Nuevas ramas de negocio: obra nueva y retail
Aunque Barnes se dedica únicamente en la comercialización de inmuebles, la filial española de la franquicia ya trabaja en la obra nueva en Barcelona como vendedor exclusivo de siete viviendas de lujo en el distrito de Ciutat Vella. Se trata de inmuebles reformados, y propiedad de un fondo de inversión, que tienen un valor total de 7,3 millones de euros, con unos precios de venta que van de los 700.000 euros al millón y medio de euros.

 

Asimismo, el departamento comercial del grupo, gestionado desde Madrid, ofrece ya la posibilidad a “las empresas de retail a alquilar o comprar locales” a través de Barnes Spain, apostilla Virgoulay.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...