Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies
Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

25 Mayo 2020F00.02h

C

Empresa

Por Jabier Izquierdo
23 Abr 2018
F04.54h

Bueso-Inchausti & Rein: diseñadores de casas ‘prime’ que triunfan en los Cárpatos por una casualidad

El estudio de arquitectura, fundado por los hermanos Alejandro ‘Sacha’ y  Jorge Bueso-Inchausti y Pablo Rein, se mantiene en pie 35 años después de su fundación facturando anualmente entre 1,5 millones y dos millones de euros con clientes de la talla de Merlin, JP Morgan, Richelieu o la promotora rumana One United Properties.

Bueso Inchausti & Rein: diseñadores de casas ‘prime’ que triunfan en los Cárpatos por una casualidad

 

 

Los hermanos Bueso-Inchausti y Pablo Rein supieron aprovechar la oportunidad. En 1983, Alejandro Sacha Bueso-Inchausti ganó un concurso público convocado por la Agencia nacional del tabaco que le permitió abrir un estudio junto a su hermano Jorge y su amigo de la infancia. Más de veinte años después, y tras trabajar con las principales promotoras españolas, sobre todo en el área residencial, Bueso-Inchausti & Rein triunfa en los Cárpatos sacando partido a otra ocasión que se les presentó sin previo aviso.

 

Rumanía es hoy uno de los países en los que más promociones residenciales y de oficinas firma el estudio, que registra una facturación anual que oscila entre los 1,5 y dos millones de euros, permitiéndole mantener una plantilla compuesta por una veintena de arquitectos. “No necesitamos más, porque los proyectos que hacemos llevan un sello de autor que nos gusta y esto, en los macroestudios, quizá, es inviable”, explica Alejandro Bueso-Inchausti a EjePrime, que ha dicho no a varias ofertas de alianza por parte de grandes estudios internacionales.

 

Sacha, que es como le conoce casi todo el mundo, ya no cuenta como socio del estudio con su hermano Jorge, pero en su lugar entró hace pocos años Édgar, su hijo, que alarga la saga familiar de arquitectos. Entre los tres dirigen una plantilla compuesta por profesionales de todo el mundo. “Siempre tenemos en el estudio un porcentaje de arquitectos que son de fuera: alemanes, rumanos, italianos, argentinos…”, enumera Bueso-Inchausti, quien cree que esta multiculturalidad es “muy positiva para el estudio, porque es importante que no todos estén cortados por el mismo patrón de las grandes escuelas españolas”.

 

 

 

 

Con arquitectos de aquí y de allá, el estudio ha aguantado 35 años en liza, “sin demasiadas complicaciones”, asegura Sacha. El arquitecto explica que “como no hemos tenido nunca una clara vocación de crecer, la crisis la llevamos con bastante solvencia y con tranquilidad”. Desde su fundación, el despacho ha firmado un centenar de proyectos.

 

Sin embargo, la época de penumbra en la que transitó el real estate español durante los últimos años de la primera década de los 2000 sí que “hizo rebajar el volumen de trabajo del estudio y proyectamos la posibilidad de abrirnos a otros mercados porque, a pesar de que el mercado internacional tiene bases comunicantes, las crisis no son al mismo tiempo en todos lados”.

 

Entonces llegó la segunda oportunidad para Bueso-Inchausti & Rein Arquitectos. “Fuimos a Bucarest circunstancialmente como asesores de un grupo de inversores españoles que tenían un ambicioso proyecto residencial allí”, recuerda Sacha. “Al final, hicimos en su totalidad aquella promoción y se hizo referente en el mercado residencial local gracias a que fue premiado –prosigue el arquitecto–. Esto nos permitió entrar en contacto con el Ayuntamiento (al que le diseñaron la remodelación de una plaza del casco urbano) y con importantes promotores locales”.

 

 

Bueso-Inchausti & Rein: diseñadores de casas ‘prime’ que triunfan en los Cárpatos por una casualidad

 

 

El primer gran proyecto en la capital rumana fue la construcción de la sede de Ailex. “Es un grupo importante en el país”, explica Bueso-Inchausti, cuyo estudio volvió a trabajar con la empresa “en cuatro edificios de oficinas y algunos proyectos de viviendas” cuando ésta decidió diversificar su actividad y realizar inversiones inmobiliarias.

 

Tras estos encargos, el estudio madrileño logró consolidarse como uno de los principales estudios de arquitectura de referencia para proyectos de activos prime del país. Uno de los que llamó a la puerta de Bueso-Inchausti & Rein fue One United Properties “la promotora líder en el mercado rumano”, según afirma el arquitecto. “Con ellos trabajamos desde hace tres años y estamos terminando proyectos grandes en Bucarest, y ya nos han encargado varios más”, reconoce Sacha sobre esta alianza internacional.

 

Anteriormente, en la década de los 90, el estudio había viajado a otros países como México, Estados Unidos, Suiza o Venezuela, pero el auge del estudio en Rumanía ha sido el más relevante en materia internacional.

 

 

 

 

Para 2018, uno de los objetivos del estudio es poder abrir mercado en Estados Unidos, tal y como reconoce Sacha, que explica que “hemos hecho un posicionamiento bastante activo para entrar allí”. De momento, el despacho está inmerso en un proyecto “de una escala importante” en Nueva York para uso mixto. No en vano, Bueso-Inchausti tiene claro que “hoy en día para crecer un estudio, tal y como es el mercado en España, no tiene más remedio que salir fuera”.

 

 

 

 

Cliente de Merlin, JP Morgan o la extinta Vallehermoso
Actualmente, el estudio está realizando en España trabajos para importantes fondos de inversión y promotoras residenciales. Uno de ellos es Martel, filial de la socimi Merlin Properties, con quien están realizando un proyecto en el Paseo de la Habana de Madrid. El mismo lugar donde Sacha, Jorge y Pablo comenzaron su trayectoria en el mercado residencial con una obra en los 80.

 

Bueso-Inchausti y su equipo diseñaron antaño edificios para Vallehermoso y Nozar, y sigue muy presente en el listado de estudios con los que contactan las promotoras cotizadas españolas. Pero fuera del mercado de viviendas, si hay una obra que representa al estudio es el edificio Rozasnova de Alius, que fue premiado por el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (Coam) y estuvo nominado para el galardón Mies van der Rohe.

 

Y en clave presente y de futuro, el estudio reconoce contactos con los fondos que están entrando con fuerza en el sector inmobiliario español. El despacho ha realizado proyectos con JP Morgan, Peabody, O’Connor Capital Partners o Richelieu, entre otros.

 

 

 

Tiuna, promotora socia del estudio
Aunque el 80% de los trabajos que realiza el estudio son encargos, Sacha y su hermano Jorge son socios de la promotora inmobiliaria Tiuna, especializada en la vivienda prime. Esta alianza con varias décadas de compromiso ha permitido al arquitecto “conocer todas las partes del proceso constructivo e inmobiliario del mercado residencial”, agrega como “valor añadido” de su trabajo.

 

Como es de esperar, todos los proyectos de esta promotora tienen el sello de Sacha, Pablo, Édgar y el resto del equipo multicultural que triunfa en el país que divide los Cárpatos.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...