Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

27 May 201909:53

n
;Menu
h Empresa

Colonial saca pecho en 2017: negocia nuevas adquisiciones para superar los 8.000 millones en activos

La inmobiliaria catalana  finalizó el tercer trimestre del ejercicio con activos valorados en un total de 7.935 millones de euros. 


10 Ene 2017 — 05:00
Custodio Pareja
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

 

Colonial se marca nuevos retos para 2017, entre los que se encuentran incrementar su cartera de activos y engordar su volumen hasta superar los 8.000 millones de euros. La compañía, que controla inmuebles en París, Barcelona y Madrid, ya está inmersa en negociaciones para adquirir nuevos activos, que finalizarán en los primeros meses del ejercicio. 

 

Según los últimos datos disponibles, la inmobiliaria catalana terminó el tercer trimestre de 2016 con activos por un total de 7.935 millones de euros, con una deuda neta de 3.195 millones de euros. El compromiso de Colonial con sus inversores es invertir, al menos, 300 millones de euros cada año para continuar engordando su cartera, compuesta en un 93% por edificios de oficinas.  

 

Entre las operaciones que baraja la compañía para los próximos meses está la compra de la sede de la Fundación Bertelsmann, ubicada en el número 47 de la barcelonesa Travessera de Gràcia. La operación, según fuentes del sector, se cerraría por unos 40 millones de euros y está pendiente de los últimos flecos. 

 

En 2015, Colonial finalizó el año cumpliendo su objetivo de adquisiciones, con la compra de cuatro inmuebles de oficinas en el centro de Madrid y un edificio en el centro de París. “Con estas adquisiciones, cumplimos con el volumen de inversión para el ejercicio, manteniendo la disciplina financiera en cuando a la calidad del producto y las rentabilidades exigidas”, se desprende de la memoria del grupo.

 

 


 

En los tres primeros trimestres de 2016, Colonial cerró nuevas operaciones que también engordaron su cartera de activos, con la adquisición de cuatro inmuebles (tres en Madrid y uno en Barcelona), además de la compra de un 4,4% de su filial francesa SFL. Además, la compañía prosiguió durante el tercer trimestre con la implementación de su plan de crecimiento y adquirió una participación del 1% en SFL, aumentando su posición hasta un 58,5%, y otra del 15,1% en Axiare Patrimonio Socimi S.A. Esta última es “complementaria con la estrategia de la compañía y ofrece una rentabilidad atractiva”, según el grupo. 

 

Colonial está participada por Grupo VilarMir en un 15%; un 13% es propiedad de Qatar Investment Authority; un 7% está en manos de Aguila LTD, mientras que otro 7% es de Amura Capital. El 59% restante es de accionistas con participaciones minoritarias y sin representación en el consejo de administración.

 

Oficinas, el tesoro de Colonial 

Fundada en 1946 por Banco Hispano Colonial, el grupo catalán es una de las principales inmobiliarias en el mercado español. Puesta en marcha con el objetivo de gestionar el importante patrimonio en terrenos de la entidad bancaria que lo puso en marcha, el grupo centra actualmente su actividad en el negocio del sector de las oficinas. 

 

 

 

 

Así, y tras conseguir esquivar la crisis financiera gracias a una reestructuración financiera, Colonial cuenta con una importante cartera de activos en París, Madrid y Barcelona. En la capital catalana, el grupo es propietario de 18 inmuebles, una cartera que suma un total de 226.329 metros cuadrados y tiene un valor de 768 millones de euros. 

 

Entre los edificios que gestiona Colonial en Barcelona se encuentran cinco ubicados en la Avenida Diagonal, además de edificios en otras ubicaciones estratégicas como Gran Vía de les Corts Catalanes o Via Augusta. 

 

 

 

 

En Madrid, el grupo cuenta con 22 inmuebles, ubicados en su mayoría en el centro de negocios de la ciudad. Con una superficie total de 267.296 metros cuadrados, Colonial es propietario de los edificios de oficinas ubicados en el número 37 de calle Recoletos, en el número 17 de calle Génova o en el número 52 del Paseo de la Castellana. 

 

A estos se suman otros inmuebles situados en el número 73 de calle Serrano, en el número 112 de Príncipe de Vergara, en el número 100 de la calle Ortega y Gasset o en el número 30 de la calle Alcalá. Entre todos, Colonial suma 1.296 millones de euros en activos en la capital. 

 

 

 

 

El mercado francés se convierte en la joya de la corona de la compañía catalana. El grupo cuenta allí una veintena de inmuebles, que suman una superficie de 358.228 metros cuadrados. 

 

Ubicados en localizaciones tan emblemáticas como Louvre Saint-Honoré, los Campos Elíseos, Charles De Gaulle o el Bulevar Haussmann, Colonial posee una cartera de activos en la ciudad de las luces valorada en 5.520 millones de euros.  


Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...