Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

25 Jun 201909:52

n
;Menu
h Empresa

Housers busca inversiones en Europa: la ‘start up’ lleva su ‘crowdfunding’ a Italia y Portugal

Según el grupo, sus planes pasan por ampliar el equipo, con el nombramiento de directivos para el país, y se abrirá una filial para operar este mercado.

26 Abr 2017 — 05:00
C. Pareja
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Housers busca inversiones en Europa: la ‘start up’ lleva su ‘crowdfunding’ a Italia y Portugal

 

Dos años después de su creación, Housers ya busca nuevos horizontes a donde llevar su crowdfunding inmobiliario. La compañía, fundada de la mano de Álvaro Luna y Tono Brusola en 2015, ha puesto en marcha una sociedad para iniciar su internacionalización, con la que llevará a cabo la inversión de sus primeros activos en Italia y Portugal, según han explicado fuentes del grupo a EjePrime.

 

Según consta en el Registro Mercantil, Houser ha constituido la sociedad Houser Re Europe, con el objeto social exclusivo de la realización de las actividades propias de las plataformas de financiación participativa relativas a realizar todo tipo de actividades de carácter inmobiliario.

 

Fuentes de la compañía aseguran que el primer destino de Houser en el mercado internacional será Italia, donde desembarcará en los próximos dos meses. “Se ampliará el equipo, con el nombramiento de directivos para el país, y se abrirá una filial para operar este mercado”. La compañía invertirá en Italia en el mismo tipo de producto por el que ha apostado en estos dos últimos años en España.

 

A medio plazo, el grupo abrirá su segunda filial internacional, en este caso ubicada en Portugal. En este caso, la compañía prevé que comenzará a operar en el mercado luso antes de que finalice el ejercicio actual.

 

Además, Housers se ha marcado otros objetivos más allá de su salto al mercado exterior, entre los que se encuentran alcanzar una inversión de cien millones de euros en 2017. En estos momentos, el grupo ya ha puesto en marcha casi un centenar de proyectos y en lo que lleva de año se han conseguido más de 22 millones de euros de inversión. Su objetivo es finalizar el año con cien millones de euros de inversión y la adquisición de 300 inmuebles en España. Un objetivo ambicioso pero que, desde la compañía, ven “más que factible”, tal y como adelantó EjePrime.

 

 

 

 

Para conseguir captar nuevos inversores, la compañía tiene pensada una serie de acciones de márketing que, si bien desde el grupo no quieren desvelar de momento, podrían ir desde anuncios de televisión hasta otro tipo de publicidad. Además, los dueños de Housers quieren captar  nuevos socios capitalistas, por lo que se encuentra ultimando una nueva ronda de financiación para seguir creciendo.

 

Housers captó el pasado febrero 2,25 millones de euros en su tercera ampliación de capital. En esta nueva ronda participaron inversores actuales y nuevos, así como un fondo de media for equity, un tipo de inversión dónde los grupos de comunicación intercambian espacios de publicidad a buen precio para una empresa a cambio de tener una participación accionarial.

 

El objetivo de esta ampliación se dirige a consolidar su negocio a través de la expansión geográfica y el desarrollo de nuevos productos vinculados a bienes inmobiliarios, diversificando así su oferta a inversores particulares.

 

 

Housers se fundó en 2015 de la mano de Álvaro Luna y Tono Brusola, ex directivo de Tuenti y Delta Partners. En la actualidad, la plataforma ya cuenta con 34.216 usuarios que han invertido cerca de 17,7 millones de euros en diversos proyectos, que van desde un apartamento hasta un edificio completo. 

 

Housers selecciona y propone la inversión en una serie de activos inmobiliarios, que son adquiridos por los inversores que desean participar. El grupo crea una sociedad limitada y, posteriormente, los inmuebles son reformados para ser puestos en alquiler y después venderlos en el plazo en el que su revalorización sea óptima.

 

Una vez se lleva a cabo la transacción, los participantes del proyecto reciben su parte proporcional de las rentas a modo de dividendos y lo que les corresponde de la plusvalía cuando el inmueble se vende. Con este método, sus gestores cifran en alrededor de un 6,67% las rentabilidades brutas por proyecto.

 

 

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...