Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

28 Septiembre 2022F17.03h

C

Empresa

Por EjePrime
07 Ene 2022
F13.09h
Relacionados

Los bonistas de Haya Real Estate piden convertir la deuda en capital

Los tenedores de 400 millones de euros de deuda del servicer de Cerberus se harían con alrededor del 40% de la empresa si prospera su propuesta.

Los bonistas de Haya Real Estate piden convertir la deuda en capital

 

 

Guerra por el control de Haya Real Estate. El servicer de Cerberus negocia con sus bonistas una nueva estructura financiera que le permita no atender un vencimiento de 400 millones de euros previsto para este año, según informa Cinco Días.

 

Tras haber fracasado su salida a bolsa y su venta a Centricus, el escenario principal que plantean los bonistas es convertir esta deuda en capital. Con una tasación de Haya Real Estate similar a las de las salidas a bolsa o la venta privada, de alrededor de 1.000 millones de euros, esto supondría que los bonistas podrían tomar algo menos del 40%. Cerberus mantendría así el control del servicer.

 

Haya Real Estate perdió 6,3 millones entre enero y septiembre del año pasado. Los números rojos del ejercicio de 2019 se elevaron a 19 millones de euros.  Los gastos de la deuda, por la que la empresa paga un interés de más del 5%, suman más de 21 millones anuales.

 

La clave de toda la operación la tendrá el concurso puesto en marcha para la adjudicación de contratos con la Sareb. La empresa pública ha sido un gran cliente de Haya, pero ahora está introduciendo procesos competitivos y han entrado en la puja otros players como Altamira y Solvia, que ya trabajan para Sareb, o Aliseda e Hipoges.

 

 

Los bonistas reclaman también a Haya Real Estate y a Cerberus soluciones para su estructura de negocio. De hecho, la gran petición de los tenedores de deuda del servicer es que Cerberus no abandone la empresa. El grupo estadounidense de private equity ha dejado claro que no piensa inyectar más dinero en la empresa, aunque los bonistas esperan que le continúe aportando negocio.

 

De hecho, la última operación ha sido la cesión al servicer por parte de su dueño de activos inmobiliarios adquiridos a Cajamar con un valor nominal de 500 millones de euros.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

EjePrime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...