Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

17 Mayo 2022F13.59h

C

Empresa

Por EjePrime
24 Feb 2022
F09.00h
Relacionados
Temas

Merlin multiplica por nueve su beneficio, hasta los 512 millones, por la revalorización de los activos

La inmobiliaria venderá la red de oficinas de Bbva para reducir endeudamiento, invertir en logística y data centers y remunerar al accionista. Clemente prevé un mejora del beneficio del 10% este ejercicio.

Merlin multiplica por nueve su resultado, hasta los 512 millones, por la revalorización de los activos

 

 

Merlin Properties dispara su beneficio después de la pandemia. La socimi obtuvo un beneficio neto de 512 millones de euros en 2021, lo que supone multiplicar por nueve respecto al ejercicio anterior, gracias a la revalorización experimentada por sus activos inmobiliarios tras el fuerte impacto que provocó la pandemia en el valor de sus edificios en 2020.

 

En concreto, el valor bruto de sus activos cerró el ejercicio en 13.041 millones de euros, es decir, 239 millones más que un año atrás, principalmente, por el mejor comportamiento de sus naves logísticas, frente a una ligera reducción en el valor de sus centros comerciales y una variación plana en oficinas y sucursales bancarias de Bbva.

 

Respecto a estas últimas oficinas bancarias, que tienen un valor en libros de 1.750 millones de euros, Merlin ya ha activado su venta, si bien Bbva tiene un derecho preferente para adquirirlas. En caso de no ejercitar este derecho, el consejero delegado de la socimi, Ismael Clemente, ha avanzado que las venderá a un tercero “tan pronto como sea posible”.

 

 

La venta permitiría reducir su endeudamiento, terminar su programa de desarrollo logístico, lanzar una recompra de acciones, repartir un dividendo extraordinario y acelerar su incursión en los data centers. En un encuentro con la prensa, el consejero delegado de la inmobiliaria quitó peso a las discrepancias que saltaron a finales del año pasado en el seno del consejo de administración, que apuntaban a su destitución, afirmando que el equipo directivo a lo que se dedica es “a la gestión diaria”. Tras haberse descartado ya en dos ocasiones su cese, el consejero delegado espera que esta situación “queda resuelta para siempre”.

 

En el plano operativo, las rentas brutas de 2021 ascendieron a 505 millones de euros, un 0,4% más, con un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 377 millones de euros, un 3,2% superior. Los ingresos menos los gastos, sin tener en cuenta el efecto de la revalorización de los activos, resulta en un beneficio operativo de 273 millones de euros, un 4,1% por encima de 2020.

 

A medida que va pasando la pandemia, Merlin también va reduciendo las ayudas que lleva prestando desde el estallido del Covid-19 a los inquilinos de sus centros comerciales (que ya superan el nivel de ocupación anterior a la crisis sanitaria), de forma que de los 24,9 millones en incentivos en 2021, solo 1,2 millones correspondieron al último trimestre del año, lo que explica el alza del Ebitda.

 

De cara a 2022, prevé mejorar en un 10% su beneficio operativo, hasta los 300 millones de euros, y desinvertir en torno a 200 millones de euros (no incluye la venta de las oficinas de Bbva), mientras que no espera realizar ninguna compra significativa más allá de las oportunidades que puedan surgir.

 

 

También propondrá el reparto de un dividendo mínimo de 0,25 euros con cargo a 2021, lo que, unido a los 0,15 euros ya distribuidos, supondría un dividendo de 0,40 euros, superior a los 0,3 euros que entregó con cargo a 2020, cuando lo rebajó por un criterio de “prudencia” ante la pandemia, e incluso por encima de los 0,35 euros distribuidos en 2019. Con cargo a 2022, su intención es seguir elevándolo a 0,45 euros.

 

Tras los repartos del dividendo, el nivel de endeudamiento se situaba a cierre del ejercicio en 39,2%, frente al 39,9% anterior, con una posición de liquidez de 1.811 millones y con el vencimiento medio de la deuda en 5,3 años, toda vez que ya se ha repagado anticipadamente el bono de 548,3 millones con vencimiento en 2022 y cupón del 2,375%.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...