Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

26 Noviembre 2020F21.40h

C

Empresa

Por EjePrime
30 Jun 2020
F11.00h

Nyesa recurre a una operación acordeón para restablecer su equilibrio patrimonial

La compañía ha clasificado el Proyecto Narvskaia, en Moscú, como inversión inmobiliaria, lo que ha provocado que su patrimonio neto sea negativo.

Nyesa recurre a una operación acordeón para restablecer su equilibrio patrimonial

Nyesa opta por una operación acordeón para evitar entrar en causa de disolución. La compañía ultima una propuesta de modificación de su Convenio de Acreedores que presentará ante el Juzgado de lo Mercantil y que prevé una reducción de capital mediante una disminución del valor nominal de las acciones y una ampliación de capital que revierta la situación de desequilibrio patrimonial que ha provocado el retraso del proyecto de la empresa en Moscú.

 

De este modo, la compañía prevé compensar la entrada en negativo de su patrimonio neto, que actualmente se encuentra en 10,1 millones de euros en rojo, y evitar de este modo entrar en causa de disolución.

 

Nyesa se hizo con el Proyecto Narvskaya con la ampliación de capital no dineraria de Marma, la sociedad propietaria de los inmuebles, que suman 52.000 metros cuadrados y que deberán acoger viviendas para la venta, oficinas, viviendas con servicios hoteleros, locales comerciales y un párking.

 

 

 

 

La compañía preveía que el flujo de caja proyectado permitiría hacer frente a su financiación con recursos propio, pero la decisión de la filial Marma de tomar el control de la construcción y la posterior reconfiguración de los espacios han provocado un retraso importante en las obras.

 

Todo ello ha desencadenado que el consejo de administración haya decidido clasificar el activo como una inversión inmobiliaria y deteriorar su valor “por la diferencia entre el valor del proyecto de desarrollo que estaba registrado y el valor de mercado del activo en base al uso que tiene actualmente”.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...