Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies
Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

02 Abril 2020F18.40h

C

Empresa

Por Custodio Pareja
26 Abr 2018
F05.00h
Relacionados

Renta Corporación estudia un dividendo del 30% a sus accionistas en 2018

Esta sería la primera vez que Renta Corporación reparte beneficios en los últimos diez años. Además, el objetivo recién marcado por el grupo es que su beneficio neto vuelva a navegar  entre 30 millones de euros y 50 millones de euros antes de 2022.

 

Renta Corporación vuelve a los tiempos de bonanza. El grupo inmobiliario estudia repartir un dividendo del 30% a sus accionistas, tal y como ha explicado Luis Hernández de Cabanyes, presidente de Renta Corporación. De llevarse a cabo finalmente, los accionistas del grupo se repartirían cerca de 5 millones de euros, ya que el objetivo del grupo para este año pasa por alcanzar un resultado neto de 16 millones de euros.

 

Esta sería la primera vez que Renta Corporación reparte beneficios en los últimos diez años. “Tenemos la intención de repartir dividendo, si bien todo dependerá de las necesidades financieras de la compañía”, añade el presidente del grupo. Si bien el de 2018 está en estudio, la empresa ha dejado entrever que a partir del próximo año será casi un compromiso con el accionista.

 

Este premio al accionista de Renta llega después de que la compañía haya conseguido remontar el vuelo desde la crisis económica. “Nos encontramos con un mercado favorable para los próximos cuatro años y nuestro objetivo pasa por volver a situarnos a niveles pre crisis, cuando el beneficio neto del grupo era de entre 30 millones de euros y 50 millones de euros antes de 2022”, sostiene Hernández.

 

“Un modelo de negocio estable, una marca renovada (la semana que viene el grupo presentará un rediseño de toda su imagen corporativa), solvencia, cartera de edificios en curso, base de datos y colaboradores externos son los ingredientes para alcanzar los resultados que nos marcamos”, concluye el presidente del grupo.

 

 

 

 

Según explica el grupo, el plan estratégico para los próximos tres años contempla mantener un mix de cartera similar al que ha tenido hasta el presente año, “con el fin de diversificar su exposición al riesgo que presentan los diferentes segmentos del mercado inmobiliario”.

 

“Renta mantendrá la concentración en el mercado residencial, uno de los mercados que está experimentando un mayor crecimiento y en el que se prevén tendencias positivas, tanto en precio como en número de operaciones –sostienen desde el grupo-; las operaciones previstas en el plan estratégico se seguirán centrando en las ciudades de Madrid y Barcelona, siendo estas las localizaciones que presentan mayor dinamismo en todos los mercados”.

 

Para 2018, Renta prevé cerrar cerca de operaciones entre la adquisición de nuevos activos y la venta de inmuebles, mientras que en 2019 el número de transacciones llevadas a cabo por el grupo crecerán hasta 31. En 2020, Renta prevé firmar 34 operaciones. El margen de operaciones será de 26,5 millones de euros en 2018; de 33,9 millones de euros en 2019 y de 35,6 millones de euros en 2020.

 

Si bien el mercado donde Renta bucea es España, en concreto Madrid y Barcelona, la compañía no descarta volver a antiguas plazas como París. “No es una decisión que esté tomada, ni mucho menos, pero de tener que buscar oportunidades en otras ciudades París podría ser una opción a tener muy en cuenta”, explica David Vila, consejero delegado del grupo.

 

Vivenio, la otra pata del negocio de Renta

El pasado abril, Renta Corporación, junto a la compañía holandesa APG, crearon la socimi Vivenio, con el objetivo de adquirir activos residenciales de alquiler en España por valor de 1.500 millones de euros durante los próximos cinco años.

 

 

 

 

El vehículo, que cuenta ya con un capital comprometido de 130 millones de euros, financia las operaciones hasta un máximo del 50% del valor bruto de los activos. “Para Renta es un seguro, ya que este año el 25% de los ingresos de la compañía vendrán derivados de la gestión de la socimi, mientras que el 75% restante procederá del negocio patrimonial del grupo”, explican desde la compañía.

 

La socimi, controlada en un 95% por APG –Renta cuenta con un 3% del capital–, busca alimentar su cartera de activos de cara a su salida al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), prevista para el próximo año. De momento, la compañía lleva invertidos cerca de 200 millones de euros con los que ha confeccionado una cartera que supera las mil viviendas bajo gestión. De cumplirse la hoja de ruta de Vivenio, la compañía saltará al mercado continuo entre 2020 y 2021.

 

Entre las últimas adquisiciones, destacan tres edificios en Madrid, dos situados en el barrio de Vallecas y un tercero en Aravaca, en los que la socimi ha invertido 76 millones de euros. El paso que da ahora es el de comprometer una inversión de 253 millones de euros, en la cual APG aportará 250 millones y Renta los tres restantes.

 

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...