Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

23 Mayo 2022F00.27h

C

Hoteles

Por EjePrime
26 Oct 2021
F12.45h

El hotelero se reactiva: un 84,5% abrió sus puertas en 2021

Los establecimientos recuperan sus tarifas en temporada alta, pero sufren una caída del 25,1% en su ocupación con respecto a 2019, al igual que sus ingresos por habitación disponible, que se reducen un 25,6%.

El hotelero se reactiva: un 84,5% abrió sus puertas en 2021

 

 

La recuperación del sector hotelero español avanza lenta, pero firme. El número de establecimientos hoteleros abiertos actualmente en España es de 14.462, un 84,5% del total existente en 2019, antes del inicio de la pandemia. A inicios de año, el 57% de los hoteles nacionales permanecían cerrados, mientras que esta cifra se redujo hasta el 46% en abril y hasta el 15,5% en julio, justo para el inicio de la campaña estival, según los datos obtenidos por Atlas RE Analytics y Gesvalt en su último informe de estado del sector hotelero en España.

 

Además, la tarifa promedio diaria de estos establecimientos se ha posicionado en 102,90 euros, un 0,2% por debajo de las cifras prepandemia. Igualmente, el número de camas promedio refleja una recuperación total, con un incremento del 0,1% hasta un total de 109 por establecimiento.

 

A pesar de estas cifras, que reflejan una tendencia de recuperación del sector, todavía existen indicadores que no han recuperado los niveles previos a la pandemia: los ingresos por habitación disponible en temporada alta, con 57,2 euros, están un 25,8% por debajo de los números de 2019. De la misma forma, la ocupación promedio se ha situado en un 56%, un 25,1% menos que antes de la pandemia.

 

La evolución de las aperturas también ha sido desigual. Mientras que hasta julio las comunidades de interior han tenido una evolución muy lenta, las zonas costeras y turísticas han vivido un avance rápido justo antes de la temporada de verano. A estas diferencias han ayudado los factores estacionales del turismo de cada región, como que en muchas zonas de costa no es rentable, ni en las condiciones turísticas habituales, mantener abiertos los establecimientos en temporada baja.

  

De cara al futuro más inmediato, de acuerdo con los datos analizados por Atlas y Gesvalt, se espera una recuperación dispar en todo el territorio nacional a lo largo de este año y el próximo en lo que respecta al número de viajeros y las estancias medias. Según el informe, esta evolución será más rápida del número de turistas y pernoctaciones en las zonas con un fuerte mercado de turismo interior, como Navarra o La Rioja, o que disponen de una combinación de turismo de sol y playa con turismo cultural, como Andalucía.

 

Estas zonas podrían llegar a lograr, en 2022, unos niveles de negocio similares o incluso superiores a los registrados antes de la pandemia. Por otra parte, otras regiones, como Canarias, se verán potenciadas por la eventual recuperación del turismo internacional, con un gran peso en los años anteriores al Covid-19.

 

Por otra parte, se prevé una evolución positiva de las tarifas diarias en 2022, vinculado estrechamente a los factores del número de viajeros y a la duración media de las estancias, alcanzando en la mayoría de las regiones datos de ingresos medios por habitación y de ingresos por habitación disponible similares o superiores a los de 2019.

 

Estas cifras podrían ser todavía más positivas en las zonas costeras, especialmente en lo que respecta a los ingresos medios por habitación, que volverán a verse más potenciadas que las provincias interiores, mientras que una normalización del interés por el turismo rural a medida que vuelvan a estar disponibles otros destinos ausentes en 2020 y 2021 provocará menores crecimientos de tarifas en las regiones interiores. La evolución de los ingresos por habitación disponibles, por otra parte, están estrechamente con la estadística anterior, aunque añadiendo a la combinación la métrica de ocupación. Por este motivo, podría variar de forma significativa entre regiones, lo que también se trasladará a la evolución de la rentabilidad.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...