Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

16 Julio 2020F14.42h

C

Mercado

Por Marc Vidal Ordeig
28 May 2020
F05.00h

El confinamiento destruye el 17% del negocio de la construcción

Cada semana de estado de alarma el sector se ha encogido un 5%, teniendo en cuenta las actividades afines. Durante el confinamiento severo, el impacto ha sido del 100%.

El confinamiento destruye el 17% del negocio de la construcción

El confinamiento recorta la actividad económica de la construcción. Si el estado de alarma decretado por el Gobierno para contener la propagación del coronavirus dura finalmente dieciséis semanas y se alarga hasta finales de junio, como prevé el Ejecutivo, el sector de la construcción y su industria auxiliar perderá el 16,9% de su negocio, según un cálculo realizado por EjePrime a partir de datos del Banco de España. A este impacto habría que sumarle el que se registrará en lo que queda de año.

 

Cada semana de vigencia del estado de alarma ha provocado que la construcción y las actividades vinculadas perdieran un 5% de su riqueza teniendo en cuenta “los efectos arrastre generados por los vínculos input-output”. Tal y como precisa la entidad, “las tablas input-output ofrecen un marco analítico para cuantificar los efectos de arrastre de un cese de actividad total o parcial en un determinado sector sobre el resto de los sectores y sobre el conjunto de la economía”.

 

Sin embargo, durante las dos semanas de confinamiento severo, el impacto directo en la construcción fue de un 100% ya que se obligó a paralizar todas las obras en marcha, salvo aquella obra pública considerada de interés general, que representaba el 11% del total.

 

 

 

 

El pasado 14 de marzo, el Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez decretó el estado de alarma en el país para frenar el avance de la pandemia. En la quincena del 31 de marzo al 13 de abril, el estado de alarma se extremó y se amplió el cese de la actividad a las ramas no consideradas como proveedoras directas de servicios esenciales. Así, la construcción se vio obligada a dejar de trabajar durante quince días.

 

Por otro lado, los servicios inmobiliarios y la actividad empresarial muestran un impacto directo del 6% y del 23% teniendo en cuenta las actividades afines durante el cierre moderado de la economía, y del 32% directo y el 77% sumando la industria auxiliar durante la hibernación severa. En este sentido, el sector perderá el 29,75% de su negocio si el estado de alarma se alarga hasta cierre de junio.

 

 

 

 

El cierre total de los restaurantes y los establecimientos hoteleros ha provocado que el sector sea el único que sufra un impacto directo de la totalidad de su negocio, tanto durante el cierre moderado como durante el cierre severo. En este sentido, el Banco de España no ha tenido en cuenta la progresiva apertura que se permite durante la desescalada.

 

En el conjunto de la economía española, cada una de las semanas de vigencia del estado de alarma habría dado lugar a una suspensión total de la actividad del 28%. En los periodos de cierre severo, la pérdida de negocio del conjunto de la economía española habría ascendido hasta el 71%.

 

Impacto en la construcción en Europa

“La expansión global del Covid-19 y, sobre todo, las medidas de distanciamiento social adoptadas para contener la crisis sanitaria han conducido a la mayoría de las economías a una paralización significativa de la actividad económica”, señala el Banco de España. En relación con las principales economías de la zona del euro, “el impacto agregado de escenarios de confinamiento idénticos en Alemania, Francia y, en menor medida, Italia sería comparativamente inferior que en España”, según la entidad.

 

Según el documento, “las diferencias en la estructura productiva y las conexiones intersectoriales hacen que la economía española sea relativamente más vulnerable a un shock de la naturaleza del actual, por su mayor dependencia de aquellos sectores que están resultando especialmente afectados por las medidas de distanciamiento social.

 

 

 

 

Así, mientras la pérdida de actividad en la economía española en las semanas de confinamiento moderado se situó en el 28%, en el caso de Italia este porcentaje desciende al 27%, mientras en Francia y Alemania se reduce hasta el 22% y el 24%, respectivamente.

 

En el caso de la construcción, Italia ha sido el país más afectado, con un impacto del 7% en el negocio durante el cierre moderado de la economía. Por su parte, en Alemania, descendió un 4%, mientras que en Francia fue del 2%. En todos los casos, el impacto durante la hibernación completa de la economía fue del 100%.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...