Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

22 Octubre 2021F01.22h

C

Mercado

Por M. Tamayo
27 Abr 2021
F04.56h

El ‘real estate’ no cotizado levanta 123.000 millones de euros en 2020

La cifra ha caído un 37% respecto al año anterior, cuando este tipo de vehículos alcanzaron su récord de inversión, con 196.000 millones de euros.

El ‘real estate’ no cotizado levanta 123.000 millones de euros en 2020

 

El real estate no cotizado reduce su huella a escala global. El capital levantado por las compañías inmobiliarias que no cotizan en bolsa fue de 123.000 millones de euros en todo el mundo, lo que supone recortar la cifra en un 37% respecto al año anterior, cuando marcó su récord con 196.000 millones de euros, según el informe anual realizado por las asociaciones European Association for Investors in Non-Listed Real Estate (Inrev), Asian Association for Investors in Non-Listed Real Estate Vehicles (Anrev) y la asociación estadounidense National Council of Real Estate Investment Fiduciaries (Ncreif).

 

Esta cifra supone regresar a los niveles de 2016 y, según las asociaciones, se debe al impacto del Covid-19 en el mercado. “Cerca de un tercio de los directivos asegura que no han levantado capital en 2020, señalando la falta de disponibilidad de producto como la razón principal”, apuntan desde el estudio.

 

“Este informe subraya un claro y fuerte apetito inversor por los vehículos no cotizados, y ofrece una perspectiva positiva sobre la captación de capital entre los inversores y la creación de nuevos vehículos”, sostiene Lonneke Löwik, consejero delegado de Inrev.

 

Aunque en 2020 el segmento marcó un nuevo récord desde que se inició la realización del informe en 2011. Los fondos coparon un 60% de la inversión global en vehículos no cotizados, en total 74.000 millones de euros, “señalando el crecimiento el fuerte apetito por este tipo de vehículos en los inversores institucionales de todo el mundo”, según afirma el informe.

 

 

 

 

El número de vehículos no cotizados también ha descendido respecto al año anterior. En 2019 la cifra alcanzó su récord con 982 sociedades en todo el mundo, mientras que en 2020 se han contabilizado 699. A pesar de este descenso, la media de capital levantado por vehículo fue de 800 millones de euros en 2020, frente a los 500 millones levantados de media por cada vehículo en 2019.

 

Aún con la caída en el capital levantado, la actividad se ha mantenido y un 52% de las inversiones se desarrollaron en 2020. Con todo, dos tercios de los directivos encuestados por las entidades esperan un aumento del capital levantado durante los próximos dos años.

 

Europa, a la cabeza de la inversión

Una gran parte del capital levantado por vehículos no cotizados se ha concentrado en Europa, exactamente un 41%, mientras que América ha copado un 24% de las inversiones y los vehículos de Asia Pacífico se han llevado un 17%. El 18% restante contaba con estrategias de inversiones globales.

 

En Europa, se levantaronen total 51.000 millones de euros, de los cuales los fondos no cotizados captaron el 39%. Por primera vez desde 2015, las compañías aseguradoras se convirtieron en el inversor más relevante del segmento, aportando el 37% del capital invertido en la región.

 

Por sectores, en el continente el residencial y multifamily consiguieron imponerse, captando el 38% de la financiación, por delante del segmento industrial y logístico, que copó el 33% del capital, mientras que las oficinas se redujeron al 16%. El retail fue el segmento más perjudicado por la pandemia y levantó un 8% del nuevo capital.

 

 

 

 

“El foco en el mercado residencial va de la mano de una fuerte demanda de los inversores sobre este segmento debido a sus ingresos estables impulsado, por mercados como Alemania o Países Bajos”, sostienen desde las asociaciones. “Esto se complementa con el creciente interés de los inversores institucionales en los mercados europeos donde el residencial no ha sido un activo institucional hasta hace poco”, añaden.

 

Los fondos europeos que se deciden por una estrategia diversificada han aumentado en el último año. En 2020, el 62% del capital se destinó a vehículos que invirtieron en países y sectores diferentes, una cifra que en 2014 era del 41%. Un 14% del capital se destinó a los vehículos que invierten en diversos sectores de un mismo país, mientras que los vehículos centrados en un solo país y tipo de activos y los que invierten en un tipo de activo en varios países coparon el 12% y el 11% de capital, respectivamente.

 

“Este movimiento de estrategias hacia el multisector y el multipaís refleja el aumento del apetito inversor hacia carteras diversificadas a través de activos que produzcan rentas estables con bajo apalancamiento”, añaden desde las entidades.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...