Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

24 Septiembre 2021F14.35h

C

Mercado

Por Alba Gil
04 Ene 2019
F04.57h

El ‘real estate’ se pone en forma: vuelve a ser el motor de creación de empleo en España en 2018

Los sectores que lastraron la economía recuperan fuerza y se convierten en uno de los principales generadores de empleo del país.

El real estate se pone en forma y vuelve a ser el motor de creación de empleo en 2018

 

 

El empleo español se construye otra vez a base de ladrillos. Después de años de destrucción de puestos de trabajo, el real estate se ha puesto en forma al convertirse de nuevo en el primer motor de ocupación de la economía española. En 2018 el sector generó más de 1,3 millones de contrataciones, convirtiéndose en la actividad que más engrosó su plantilla durante el ejercicio.

 

El mercado inmobiliario y la construcción saldaron el último año con un aumento de 83.330 trabajadores, es decir, un incremento del 6,8% con relación a 2017, según datos de la Seguridad Social publicados por el Ministerio de Trabajo. Unas cifras que demuestran cómo las finanzas españolas vuelven a apostar por el sector que fue durante años su panacea.

 

Fuentes del sector consultadas por EjePrime coinciden en que la recuperación y la “vuelta a la normalidad” son cruciales. “Durante diez años pasamos de unos niveles no razonables de construcción al extremo contrario y la recuperación era necesaria”, ha asegurado Lola Martínez, directora nacional de investigación de CBRE.

 

 

 

 

El negocio de la compraventa de inmuebles ha cogido carrerilla tras casi una década de recesión y el volumen de negocios comienza a estabilizarse después del lastre de los últimos años. Esta situación se traduce en un mercado laboral con mayor dinamismo y, por ende, con mayor generación de empleo.


Para la ejecutiva, la situación actual trata de “recuperar el tiempo perdido y compensar todo lo que no se ha hecho” hasta el momento debido a la crisis económica. Y eso incluye la creación de nuevos proyectos y la demanda de mano de obra.

 

Y pese a que el crecimiento en el número de afiliados a la Seguridad Social en 2018 es ligeramente inferior al de 2017, cuando el empleo en el sector inmobiliario y de la construcción subió un 7,3%, la tendencia al alza parece que comienza a consolidarse. Las cifras siguieron una trayectoria ascendiente desde que abandonaron el rojo en 2014, cuando crecieron un 3,2%. En 2015 y 2016 se mantuvo la tendencia al alza con subidas del 4,4% y 3,6% respectivamente.

 

 

 

 

“Hay escasez de vivienda en algunas grandes ciudades; en el sector residencial se construyó a cuentagotas y el mercado de construcción de oficinas ha sido casi nulo”, ha apuntado Martínez. Por eso, en opinión de la directiva de CBRE, el año 2019 continuará siendo de expansión para el sector, que seguirá generando puestos de trabajo.

 

Según la consultora, la inversión en real estate alcanzará niveles récord cuando se cierre el balance de 2018. Se estima que el sector ha sumado 19.000 millones de euros en inversiones, frente a los 13.000 millones de 2017.

 

 

 

 

Pese a ello, Martínez no cree que este mercado reconquiste los niveles anteriores a la crisis y, en su opinión, “que haya demasiada dependencia del ladrillo” no es “lo mejor para la economía”.

 

Por sectores, la construcción de edificios fue decisiva para el auge de la ocupación en el sector, con un aumento del 9,5 %, lo que se tradujo en 38.551 nuevos trabajadores. Superó así el epígrafe de actividades de construcción especializada, con 34.776 incorporaciones y una subida del 5,1%. Estuvo incluso por encima del mercado de actividades inmobiliarias, que arrojó una cifra final en diciembre de 10.003 profesionales, esto es, un 7,6% más que el año anterior.

 

En conjunto, la Seguridad Social ha cerrado su último ejercicio con 210.484 parados menos y 563.965 nuevos empleados, lo que significa un total de 19.024.165 afiliados, una cifra que no se alcanzaba desde 2007.   

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...