Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

23 Septiembre 2021F07.17h

C

Mercado

Por M. Tamayo
04 Jun 2021
F04.53h

El ‘real estate’ suma 11.300 personas en Erte un año después del estallido del Covid-19

El inmobiliario ha reducido el número de trabajadores afectados a un expediente de regulación temporal de empleo en un 15,5% desde inicio de año.

El ‘real estate’ suma 11.300 personas en Erte un año después del estallido del Covid-19

 

 

El inmobiliario recorta los afectados por Erte. Un año después del estallido de la pandemia en España, el real estate suma 11.265 trabajadores en un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) vinculado al Covid-19, según datos publicados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

 

Con esta suma, el número de trabajadores afectados por un Erte en el real estate desciende un 15,5% desde inicio de año, cuando el sector contaba con 13.331 afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo. De ellos, el 72% cuentan con una suspensión del trabajo total, mientras que el 28% restante se encuentra en una reducción parcial.

 

Durante la primera ola de la pandemia, la mayoría de los expedientes de regulación de empleo (Erte) presentados fueron por causa de fuerza mayor. Tras el fin del estado de alarma, algunas compañías presentaron también expedientes por causas económicas, técnicas, organizativas y productivas (Etop) debido a la contracción del negocio.

 

En septiembre, el Gobierno aprobó un nuevo Decreto Ley que contemplaba cuatro tipologías de Erte: los de actividades especialmente afectadas por la pandemia (según su clasificación Cnae); los de impedimento (para empresas obligadas a cesar su actividad temporalmente en algunos territorios); los de limitación de la actividad (para territorios con algún tipo de restricción) y los de cadena de valor (también limitados por una lista de Cnaes). También se mantuvieron tanto el Etop como el de fuerza mayor.

 

 

 

 

De entre los afectados por Ertes vinculados al Covid-19 activos en el sector, un 69,4% se han tramitado a través de la legislación anterior en el nueve Decreto Ley, es decir, la que recoge los expedientes de causa mayor y por causas Etop.

 

El 30,6% restante se han aprobado mediante la legislación incluida en el nueva Decreto Ley. De ellos, un 53,9% salió adelante alegando dificultades en su cadena de valor, ya que una de las empresas de las que dependen para desarrollar su actividad se han acogido a un Erte. El otro 41,8% se aprobó alegando limitación de la actividad y un 4,3% recibió luz verde tras aportar impedimentos para continuar son su actividad.

 

De entre los subsectores del inmobiliario, las actividades de construcción especializada es el que cuenta con más afectados por Erte a cierre del tercer trimestre. El segmento, con 761.100 afiliados a la seguridad social, suma 4.329 afectados por un Erte.

 

Le sigue de cerca las actividades inmobiliarias. El segmento cuenta con 4.225 trabajadores afectados por un Erte, mientras que el número de afiliados a la seguridad social escala hasta 146.074 trabajadores. En el caso de la construcción de edificios, el segmento menos números, loa afectados por Erte son 2711 trabajadores.

 

Por sexos, los hombres representan el 56% de los trabajadores en Erte, mientras que las mujeres son el 44% restante. La cuota destaca frente al número de mujeres trabajando en el sector, que copa el 13% de los trabajadores del sector.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...