Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

28 Noviembre 2021F07.07h

C

Mercado

Por Abel Pujol
25 Oct 2021
F05.00h

Llegan los fondos, pero falta personal: el ‘real estate’ necesita 700.000 trabajadores en España

La patronal teme que cuando se materialicen los numerosos proyectos derivados de los fondos NextGen, durante el segundo trimestre de 2022, el sector no tenga suficiente fuerza de trabajo para darles respuesta.

Llegan los fondos, pero falta personal: el ‘real estate’ necesita 700.000 trabajadores en España

 

 

Un fantasma recorre Europa: el de la escasez de trabajadores en sectores esenciales, como el de la construcción. España, en este caso, no es ninguna excepción. Los principales actores del sector estiman un déficit de 700.000 trabajadores, que cubre todos los perfiles: desde albañiles a ingenieros, pasando por electricistas, yesistas, peones o maquinistas.

 

Este contexto llega en el peor momento posible. Ya se están definiendo los proyectos que optarán a fondos europeos del Next Generation mientras el sector calcula que el segundo trimestre de 2022 será el momento cuando empiecen a materializar-se. Y si el déficit en el mercado laboral de la construcción no se reduce, surgirán problemas.

 

Según los datos más recientes de la encuesta de población activa (EPA), el paro en España roza los tres millones y medio de personas. De estas, 119.000 se ubican en el ramo de la construcción, la cifra más baja desde que se tienen registros.  Además, según un informe reciente de la Secretaría de Estado de Empleo y Economía Social hay 1,1 millones menores de 30 años en paro, el 38,4 % de su población activa.

 

Pero, tras la experiencia de la burbuja inmobiliaria que terminó con millones de personas en paro y prácticamente sin formación, hoy los jóvenes españoles huyen de la obra. El sector no ofrece las condiciones de hace dos décadas, la reputación social es baja y se exige cada vez más una especialización que cuesta encontrar en el mercado.

 

 

“No hemos sabido vender un relato más atractivo de nuestro sector a las capas más jóvenes de la población” sentencia Pedro Fernández Alén, presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC).

 

“Resulta paradójico que con una tasa de paro juvenil tan elevada tengamos problemas para incorporar nuevos trabajadores al sector” afirma Fernández Alén. “Parte del problema surge a raíz de la crisis financiera del 2008, que en España golpeó fuertemente el ramo de la construcción; en el imaginario colectivo de nuestro país ese contexto económico negativo se define como la crisis del ladrillo, cuando realmente se originó en el sector financiero” apunta Fernández Alén. “Esta percepción contribuye que los jóvenes tengan prejuicios y quizás no valoren lo suficiente que nuestro sector puede ofrecerles estabilidad laboral y sueldos atractivos” sostiene el máximo responsable de la patronal española.

 

Por su parte, los sindicatos secundan la llamada de la patronal a diferentes capas de población instándoles a incorporarse al sector, pero también reclaman una mejora de las condiciones de los trabajadores.

 

“La solución pasa por mejorar las rentas de las personas trabajadoras. Es la mejor manera de recuperar el empleo y la economía. Durante los últimos meses, hemos aumentado los niveles de empleo de manera progresiva, pero aún existen muchos elementos de precariedad y temporalidad en el mercado de trabajo” declaraba el pasado setiembre el secretario General de UGT, Pepe Álvarez a raíz de la alerta dada por falta de trabajadores en los sectores de la construcción y transporte.

 

Los sindicatos también ponen el foco en la siniestralidad. Según el avance de siniestralidad laboral enero – agosto 2021 del Ministerio de trabajo y economía social, durante los primeros ocho meses del año se han registrado 6.309 accidentes en el ramo de la construcción, siendo la sección de actividad económica con unas cifras mayores y a mucha diferencia del segundo, el sector comercio y reparaciones de vehículos, que sumó 3.216.

 

Especializarse o morir


La CNC calcula que la edad media de las plantillas del ramo se sitúa actualmente alrededor de los 46 años. Además, advierten que el relevo generacional también tendría que incluir una mayor especialización en campos como la tecnología BIM, asociada al concepto de construcción sostenible, la realidad aumentada (RA), o la construcción industrializada, que ya están presentes en el día a día del sector y, en el medio plazo, se erigirán como fundamentales en la forma de construcción de los edificios.

 

“Después de 2008 se perdió parte de un tejido industrial muy específico, empresas de base familiar y con arraigo en la comunidad, que eran muy valiosas porque daban respuesta a todas las necesidades de los promotores” sostiene Patricia Martínez, secretaria general de la Associació de Promotors de Catalunya (Apce).

 

“Estas empresas eran muy útiles porque formaban a los trabajadores en distintas especializaciones, de forma gradual, o conocían suficientemente bien la comunidad para dar respuesta a las necesidades específicas de los promotores. Además, este conocimiento se iba traspasando entre generaciones, que también iban formándose en las especialidades que demandaba el sector” afirma Martínez.

 

 

Actualmente, la CNC forma unas 80.000 personas al año a través de la Fundación Laboral de Construcciones, que dispone de 54 centros repartidos por toda la geografía española. “Tenemos capacidad para llegar a los 200.000 alumnos al año” afirma Fernández Alén. La patronal pone el foco en las capas más jóvenes de la población, pero también en las mujeres, que actualmente representan un 9% total de la fuerza de trabajo.

 

Los titulados de la Formación Profesional (FP) son otro canal en el que confía la patronal, y más después de ver el borrador de la nueva ley de Formación Profesional que esta preparando el Gobierno. “Creemos que el enfoque que se le está dando es bueno. El problema del sistema de FP actual radica en que muchos jóvenes que se incorporan a nuestro sector no pueden asumir asistir a cursos, como los de electricista o pintor, que constan de 900 horas lectivas. La nueva ley contemplará más flexibilidad, con itinerarios más cortos que permitan ir formándose y especializándose mientras se sigue cumpliendo la jornada laboral” sostiene el presidente de CNC.

 

El contexto de emergencia sanitaria ha provocado una restricción de movimientos, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, que ha restringido notablemente el porcentaje de población flotante y ha determinado menos fluidez de mano de obra entre territorios. La construcción también ha asumido costes por ello, pero no identifica la desescalada de restricciones al tránsito entre países como un factor determinante que le permita reducir el déficit de mano de obra actual.

 

 

“Con los datos actuales de paro, y sobre todo el de índice juvenil, me decantaría más por la opción de intentar motivar a la gente desempleada. Claro que la inmigración puede ayudar, pero no resolverá el problema de base” afirma Fernández Alén.

 

Está previsto que durante el segundo trimestre de 2022 se inicien la mayoría de los trabajos relacionados con los fondos europeos Next Generation

 

Bienvenido Mr. NextGen


Está previsto que el segundo trimestre de 2022 lleve consigo el comienzo de la mayoría de los proyectos enmarcados en el programa de ayudas que ha ideado la UE, los fondos Next Generation, para alentar la recuperación del continente después de la pandemia. El temor que sobrevuela el sector de la construcción español es llegar a ese periodo sin los recursos humanos necesarios y, como consecuencia tener que renunciar o paralizar parte de estos proyectos.

 

“Las expectativas de crecimiento de nuestro sector para el año que viene se elevan hasta el 10,4%, cuando este año se situará alrededor del 3%; esta cifra ya intuye que el año que viene será importantísimo para el sector y tenemos que estar preparados” afirma Fernández Alén, que concluye con un aviso para navegantes: “Jóvenes, aquí hay trabajo, ¡y se paga bien!”.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...