Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

28 Septiembre 2021F21.16h

C

Mercado

Por B. B.
04 May 2021
F04.56h

Portugal pide a Bruselas 3.343 millones de fondos europeos para vivienda

El país reforzará su parque público de vivienda gracias a los fondos del Plan de Recuperación y Resilencia, además de mejorar la eficiencia energética de los edificios.

Portugal pide a Bruselas 3.343 millones de fondos europeos para vivienda

 

En Portugal también esperan como agua de mayo los fondos europeos del Plan de Recuperación y Resilencia. El país luso, que fue el primero en presentar su plan a Bruselas, recibirá 16.645 millones de euros, además de tener acceso a recursos adicionales en forma de préstamo por 2.300 millones de euros. En total: 18.945 millones de euros a este tipo de actuaciones.

 

Portugal canalizará las ayudas a través de los seis grandes pilares marcados por las instituciones de la UE: transición ecológica; transformación digital; crecimiento inteligente, sostenible e inclusivo; cohesión social y territorial; salud y resilencia económica, social e institucional, y políticas para la próxima generación.

 

En el caso de la vivienda las actuaciones se dan en un par de apartados y canalizarán ayudas por un total de 3.343 millones de euros. Es decir, el 20% de las ayudas a fondo perdido se destinarán a programas relacionados con el acceso a la vivienda (2.733 millones) y planes para la mejora eficiencia de los edificios (610 millones).

 

El gobierno de Portugal se ha propuesto reforzar el parque público de viviendas con los fondos europeos. Por esta razón, impulsará toda una serie de actuaciones cuyo fin último es asegurar el acceso a una vivienda digna a colectivos desfavorecidos. Este programa, de hecho, copará la mayor parte de las ayudas que se destinarán a vivienda.

 

 

Los cálculos del gobierno luso son que 26.000 familias desfavorecidas se beneficiarán, en mayor o menor medida, de este programa de acceso a la vivienda. Las autoridades lusas calculan que el 26% de las familias que viven en arrendamiento destinan más del 40% de sus ingresos a pagar el alquiler, como consecuencia de la liberalización en 2012 de este mercado y del turismo habitacional.

 

Habrá también recursos para la creación de un parque residencial que recoja las necesidades urgentes y temporales de los colectivos más desfavorecidos, así como uno destinado a las fuerzas de seguridad que, de forma temporal, encuentran dificultades de acceso ante traslados. Finalmente se destinarán 375 millones de euros a alojamiento estudiantil accesible.

 

Por otro lado, el programa de eficiencia energética se ha marcado como objetivo avanzar en la descarbonización del sector residencial y de los edificios terciarios, ya que Portugal se ha comprometido con una reducción de las emisiones del 85% en 2050 en relación a las que había en 2005. Junto a la energía, también hay un anexo que promoverá la reducción del consumo de agua.


El plan enviado a Bruselas recoge una seria de actuaciones que se incentivarán desde las administraciones, como las mejoras de los envolventes para aumentar el aislamiento térmico de los edificios, mejoras en los sistemas de calefacción y refrigeración, implantación de sistemas de producción de energía a través de renovables, una mayor eficiencia hídrica y, en general, intervenciones que promuevan incorporación de biomateriales, materiales reciclados y soluciones de arquitectura bioclimática.

 

Todo ello con el objetivo de reducir de manera significativa los consumos de energía de los edificios para disminuir la dependencia energética del país y también la pobreza energética. Además, también se pretende lograr un mayor confort en el interior de los edificios que conlleve beneficios para la salud y la productividad laboral, además de extender la vida útil de los inmuebles y su consumo de agua.  

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...