Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies
Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

26 Febrero 2020F01.23h

C

Oficinas

Por EjePrime
21 Mar 2019
F13.57h

La inversión en oficinas en Barcelona alcanzó 611 millones de euros en 2018

El sector se dinamizó gracias a la demanda de las compañías tecnológicas y los espacios flexibles, con la contratación de espacios por 356.000 metros cuadrados en total, un 8% más que en 2017.

La inversión en oficinas en Barcelona alcanzó 611 millones de euros en 2018

 

 

Las nuevas tendencias impulsan el mercado de oficinas en Barcelona. La capital catalana registró un incremento de la contratación en 2018, alcanzando 356.000 metros cuadrados, un 8% más que en el ejercicio anterior. Por otro lado, el volumen de inversión directa fue de 611 millones de euros, según el informe sobre el mercado inmobiliario de oficinas de la consultora JLL.

 

El estudio indica que la contratación de espacios de oficinas en la ciudad ha aumentado de forma sostenida desde 2016. Además, los datos de la consultora apuntan que este indicador seguirá creciendo durante los próximos tres años. JLL prevé que la contratación ascenderá a 360.000 metros cuadrados este año, a 368.000 metros cuadrados en 2020 y a 370.000 metros cuadrados en 2021.

 

En cuanto a la inversión, Barcelona registró trece grandes operaciones. Los 611 millones de euros que atrajo el mercado de oficinas de la ciudad representan el 24,4% de los 2.600 millones de euros de la inversión total en oficinas en España. Por su parte, la inversión directa en Madrid se situó en 1.900 millones de euros.

 

 

 

 

La inversión más significativa del pasado ejercicio en la capital catalana la protagonizó Blackstone, con la compra del edificio Planeta por 210 millones de euros. “El interés inversor se mantiene en Barcelona, aunque algunos inversores institucionales se quedan fuera porque no encuentran el producto que necesitan”, ha explicado José Miguel Setién, director del área de oficinas de JLL en España.

 

El sector de oficinas mantiene su atractivo y ya ha alcanzado los niveles de renta de 2007. De hecho, las rentas prime han crecido un 8,6%, situándose en los 25,25 euros por metro cuadrado al mes. Además, según la consultora, Barcelona es la tercera ciudad en perspectivas de crecimiento, únicamente superada por Oslo y Ámsterdam. Las previsiones de JLL son que las rentas crezcan de media un 5% hasta 2021, con 30,34 euros por metro cuadrado dentro de cinco años.

 

Los principales motivos del dinamismo de este segmento del mercado son el aumento de los espacios flexibles y de las compañías tecnológicas, que encuentran en la ciudad un entorno propicio para su desarrollo. Así, los espacios flexibles han aumentado un 70% en el último año y las techies representan el 25% de la contratación total de la ciudad.

 

 

 

 

Barcelona se consolida como el hub tecnológico del sur de Europa. Concretamente, este tipo de compañías contrataron 89.500 metros cuadrados de oficinas en 2018, concentrándose en el eje compuesto por Avenida Diagonal, Paseo de Gracia y el distrito 22@. Por su parte, las compañías del sector inmobiliario, incluyendo las operadoras de coworking y espacios flexibles, contrataron 48.241 metros cuadrados en el último año.

 

Los espacios flexibles, que incluyen los coworkings, actualmente representan el 1,9% del stock total de oficinas en la ciudad. Así, en términos relativos, Barcelona aún está lejos de las ciudades pioneras, como Ámsterdam o Londres, que cuentan con un stock del 7% y el 5%, respectivamente. No obstante, las previsiones de JLL apuntan que en diez años los espacios flexibles en la capital catalana, que se encuentra en una fase de crecimiento acelerado, podrían alcanzar el 20% del total.

 

Un buen indicativo del aumento de la demanda de este tipo de activos es que en 2018 se contrataron 38.000 metros cuadrados de espacios flexibles en Barcelona. Las empresas demandantes de estos edificios buscan inmuebles eficientes, con una buena accesibilidad, que estén próximos a los clientes y cercanos a los servicios gastronómicos y de ocio.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...