Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

08 Mayo 2021F14.49h

C

m2

Por EjePrime
30 Abr 2021
F05.00h

Splau evita 87 toneladas de CO2

El centro comercial de Cornellà insta en su cubierta una planta fotovoltaica equivalente a cuatro pistas de baloncesto.

Splau evita 87 toneladas de CO2

 

Splau tomará el sol. El centro comercial de Cornellà ha instalado en su cubierta una planta fotovoltaica capaz de generar 170 kilowatios de potencia, con la que evitará la emisión de 87 toneladas de dióxido de carbono (CO2) anuales al medio ambiente. La planta ocupa una superficie de 1.900 metros cuadrados, lo que equivale a más de cuatro pistas de baloncesto.

La planta fotovoltaica genera un ahorro del 7% de su consumo total, que equivale a 75.000 bombillas de 100 watios funcionando a la vez durante 24 horas.

Splau cuenta con un sistema automático para el apagado y encendido de luces a lo largo de todo el centro, lo que permite aprovechar al máximo la luz natural. Del mismo modo, el sistema posibilita el control de clima, electricidad, fontanería e incendios para adecuarlo a las épocas del año y ser más eficientes en el consumo. Además, todas las nuevas incorporaciones de tiendas en Splau se implementan 100% con iluminación LED. Con estas medidas, en los últimos tres años el centro ha conseguido disminuir el consumo eléctrico en un 30%.

Respecto al consumo de agua, todas las griferías del edificio son de bajo consumo y cuentan con detectores de presencia que permiten disminuir el consumo de agua. Además, dispone de un sistema de reciclado de aguas grises y pluviales y de control de riego automático en las zonas verdes.

Cabe destacar que el centro fomenta el reciclaje entre sus visitantes y empleados, con la instalación de un sistema de recogida selectiva de papel, plástico y desechos no reciclables, y con un punto de recogida de pilas usadas y desechos electrónicos para su posterior tratamiento especializado.

Compartir
La semana m2
...