Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

29 Noviembre 2021F11.58h

C

Empresa

Por EjePrime
13 Abr 2018
F11.30h

CaixaBank pone en el mercado una cartera inmobiliaria de 700 millones

El Proyecto Ágora que pone a la venta el banco español está compuesto por créditos de grandes empresas en activos comerciales y de oficinas, así como en suelo industrial.

CaixaBank pone en el mercado una cartera de 700 millones en ladrillo

 

 

CaixaBank prosigue con su particular batalla contra la morosidad en activos del real estate. Igual que la gran mayoría de las entidades financieras españolas, el banco español también trabaja en desprenderse de ladrillo tóxico. El último proyecto que ha sacado a la venta el banco se denomina Ágora y está compuesto por 150 créditos impagados de grandes empresas con un valor de 700 millones de euros.

 

La cartera en venta está compuesta por activos inmobiliarios de todo tipo, si bien predominan los de oficinas y comercial. El 50% de Ágora lo ocupan créditos de estos dos segmentos, quedando el resto repartido por suelo industrial y algunos activos del mercado residencial, según informa Vozpópuli.

 

CaixaBank espera sellar un acuerdo sobre esta operación antes de que finalice junio para que esta venta quede consolidada en los resultados del primer semestre del año. El Proyecto Ágora no es el primero de este tipo que realiza el banco, que ya vendió en 2017 a Deutsche Bank una cartera de ladrillo valorada, igualmente, en 700 millones de euros y que se denominó Tramuntana.

 

En los últimos meses, además, el banco fundado en Cataluña ha vendido importantes trozos de su pastel inmobiliario. La última operación de este tipo fue la comercialización por parte de su filial inmobiliaria de 1.500 viviendas que fueron a parar a Testa por 228 millones de euros. Asimismo, el grupo se deshizo en 2017 de más de 1.500 millones de euros en créditos fallidos e inmobiliarios con los proyectos Egeo y Tribeca, en los que participaron como compradores fondos de inversión como Cerberus, Lindorff y D.E. Shaw.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...