Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

01 Octubre 2022F03.57h

C

Mercado

Por EjePrime
14 Sep 2017
F05.00h

El sector inmobiliario ‘tira’ menos de Fogasa: reduce un 36,6% su impacto en 2016

En 2017, el real estate repercutió en sólo 4,5 millones de euros al Fondo de Garantía Salarial por salarios e indemnizaciones, la cifra más baja desde 2007.

El negocio inmobiliario reduce su impacto al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa). Las empresas especializadas en real estateen España redujeron en 2016 un 36,6% el gasto al Fogasa, que avala el pago de indemnizaciones y salarios a los trabajadores de empresas insolventes o en concurso. Así, Fogasa sólo tuvo que hacer frente a 4,5 millones de euros de indemnizaciones de empresas inmobiliarias el pasado año, la cifra más baja desde 2007, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

En 2016, Fogasa tuvo que hacer frente al pago de 1,59 millones de euros en concepto de salarios y 2,94 millones de euros en concepto de indemnizaciones de empresas del negocio inmobiliario que se declararon insolventes para hacer frente a parte de sus responsabilidades con sus empleados.

 

Así, el real estate español vuelve a niveles anteriores a la crisis y reduce su lastre al organismo del Ministerio de Trabajo. En 2007, el negocio inmobiliario repercutió 3,1 millones de euros a Fogasa, de los cuales 1,7 millones de euros fueron en concepto de salarios no pagados y 1,4 millones de euros, de indemnizaciones.

 

En 2010, en plena crisis económica, que impactó de manera especial en el inmobiliario español, las empresas de este negocio que no pudieron hacer frente al pago de sueldos y salarios de sus empleados se multiplicaron, dejando que recayera sobre Fogasa el pago de 17,4 millones de euros en concepto de indemnizaciones (10,2 millones de euros) y salarios (7,1 millones de euros).

 

 

 

 

 

 

En los siguientes ejercicios, el montante desembolsado por parte de Fogasa de sueldos impagados a ex trabajadores del real estate ha ido aumentando y disminuyendo: en 2011 fue de 14,8 millones de euros, mientras que en 2012 fue de 11,3 millones de euros. En 2013, las aguas se calmaron y bajó por primera vez en cuatro años por debajo de los diez millones de euros.

 

En 2014, año en el que la crisis económica pegaba sus últimos coletazos, volvió a dispararse el pago de indemnizaciones y salarios por parte de Fogasa hasta 16,6 millones de euros, la segunda cifra más alta desde los últimos diez años.

 

 

 

 

 

 

Según los últimos datos disponibles, 2017 será un año en el que, a priori, el gasto que el inmobiliario repercutirá a Fogasa será de los más bajos desde 2007. En el acumulado de los ocho últimos meses, el total es de dos millones de euros. Mientras que la partida de salarios es la más baja, con sólo 771.600 euros, la de indemnizaciones asciende a 1,2 millones de euros.

 

 

Creación de empleo, en aumento

 

El real estate también mantiene el ritmo como generador de empleo. Según datos de la Seguridad Social, en agosto se registraron 130.876 trabajadores afiliados bajo el epígrafe de actividades inmobiliarias, 60 menos que en julio. No obstante, en términos interanuales la subida se sitúa en el 6,6%, con 7.983 trabajadores más.

 

El sector, que había sido junto a la construcción un importante generador de empleo antes del estallido de la crisis, se ha mantenido en los dos últimos años en torno a los 120.000 puestos de trabajo. En enero de 2016, las actividades inmobiliarias sumaban 118.383 afiliados y, en diciembre de este año, llegaron a superar los 124.000 puestos de trabajo.

 

La buena marcha del empleo en el sector se produce en un momento de frenazo en el mercado laboral español. En agosto, el número de afiliados en el conjunto de sectores económicos llegó a 17 millones de trabajadores, un 3,6% más que en agosto del año anterior. Con su evolución, con un alza del 6,6% en términos interanuales, las actividades inmobiliarias superan el crecimiento general del empleo.

 

Por otro lado, sumando a actividades inmobiliarias el empleo en la construcción (construcción de edificios, construcción especializada e ingeniería civil), el sector inmobiliario sumó en agosto una media de 1,11 millones de afiliados, un 6,3% menos que en el mismo mes del año anterior.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

EjePrime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...