Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

20 Septiembre 2021F17.07h

C

Mercado

Por M. T. L.
15 Jul 2021
F04.56h

Los edificios europeos, a por el ‘fit to 55’: tasas y fondos para lograr su transformación

La Comisión Europea aprobó ayer el paquete de medidas para avanzar en el Pacto Verde y aborda la renovación de los edificios para lograr la eficiencia energética.

Los edificios europeos, a por el ‘fit to 55’: tasas y fondos para lograr su transformación

Europa se pone fit to 55. El nuevo paquete de medidas del Green Deal impulsado por la Comisión Europea persigue reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55% de aquí a 2030, respecto al consumo realizado en 1990. Para ello, la Unión Europea (UE) ha presentado una serie de reformas en clima, energía, uso del suelo y fiscalidad, que también afectan al real estate y ponen tasas al consumo de carbono.

 

La Comisión ha presentado la renovación de los edificios como uno de los pilares de la reforma. Con la rehabilitación de los activos, se prevé que el continente ahorrará energía y reducirá la pobreza energética, un problema que la UE señala que afecta a 34 millones de personas en los distintos estados miembros.

 

Con esta medida, la Comisión requiere a los estados miembros que en diez años deben renovar al menos el 3% de los edificios públicos anualmente, ponerse el objetivo de que el 49% de los edificios se nutran de energías renovables y que se aumente el uso de energía renovable en un 1,1% cada año hasta 2030. Por eso, la Comisión propone empezar a aplicar tasas a la emisión de dióxido de carbono en la construcción de edificios a partir de 2026.

 

Para lograrlo, la UE ha puesto en marcha el reglamento de reparto de esfuerzo que asigna objetivos reforzados de reducción de emisiones a cada Estado miembro, tanto para la reforma de edificios como para el transporte por carretera y marítimo, la agricultura, los residuos o las pequeñas industrias.

 

 

 

 

La regulación, que acarreará una subida de precios de los combustibles, irá acompañada de la creación de una partida de 72.200 millones de euros, bajo el nombre como Social Climate Fund, que busca mitigar los costes de los sectores más expuestos a la subida de carburantes durante la llamada “transición ecológica”.

 

El fondo se desplegará entre 2025 y 2032 y se enmarcará en el presupuesto del nuevo Emissions Trading Systems impulsado por la Comisión. Los 72.200 millones de euros corresponden al 25% de los ingresos esperados de la nueva legislación. Además, la UE ha señalado que estará combinado con una contribución de los Estados en un 50%.

La Comisión apunta que, junto a la construcción de infraestructuras, la edificación ha sido uno de los sectores más difíciles de descarbonizar pero que “está lleno de potencial en innovación y creación de empleo”.

 

“Aplicar tasas de comercialización a los combustibles en el sector de la construcción ayudará a impulsar los combustibles limpios al mercado, acortar los periodos de recuperación de las inversiones en la renovación de activos y acelerar el cambio de combustible para la calefacción y la refrigeración”, señalan desde la comisión. La Comisión apunta que los impuestos tienen que complementarse con la implementación de políticas que apoyen la renovación energética.

 

 

 

 

Ofensiva europea contra el cambio climático

La Unión Europea fijó 2050 como el año en el que debía alcanzar la neutralidad climática, un hito imposible sin tener en cuenta el parque inmobiliario, responsable del 36% de los gases de efecto invernadero que emite el continente. Por ello, dentro del Green Deal, la Comisión Europea presentó una directiva sobre la Eficiencia Energética de los Edificios que obliga a los estados a contar con una estrategia de renovación a largo plazo.

 

Además de los nuevos movimientos en el comercio de combustibles, la Unión Europea ha organizado diversas iniciativas para para llegar a un parque inmobiliario sostenible con dos grandes pilares: la Nueva Bauhaus Europea y los estándares Level(s).

 

La Nueva Bauhaus Europea, proyecto puesto en marcha desde la Comisión a finales del pasado año, busca englobar la estrategia urbana, arquitectónica y de diseño de la UE, mientras que Level(s) son una serie de estándares realizados para identificar edificios sostenibles, un proyecto implantado también por el organismo presidido por Ursula Von der Leyen el pasado año.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...