Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

30 Junio 2022F14.54h

C

Empresa

Por EjePrime
28 Abr 2017
F12.49h
Relacionados

Reyal Urbis reduce sus pérdidas un 15% en los tres primeros meses de 2017

El grupo, que en 2013 protagonizó una de las mayores quiebras inmobiliarias de la crisis, cerró el ejercicio 2016 con una pérdida neta de 155 millones de euros, números rojos similares a los pasados ejercicios.

Reyal Urbis da un paso hacia su recuperación en el primer trimestre del año. La compañía ha reducido sus pérdidas un 15% en los tres primeros meses del ejercicio, hasta 34,3 millones de euros, frente a los 40,5 millones de euros de un año antes, tal y como ha comunicado el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (Cnmv).

 

Según la compañía, la disminución del resultado neto negativo respecto al primer trimestre de 2016 es motivado, principalmente, por la disminución de costes indirectos, “que resultan de signo positivos tras la reversión de provisión registrada por una sentencia favorable sobre un expediente sancionador recurrido por la sociedad por casi 4 millones de euros”, según el grupo.

 

En paralelo, Reyal Urbis someterá a la aprobación de la junta de accionistas que celebra el 4 de mayo el plan de pago de deuda que ha diseñado para superar el concurso, en el que la inmobiliaria está inmersa desde 2013, y así evitar su liquidación. La compañía, que controla y preside Rafael Santamaría, pedirá en concreto autorización para saldar parte la deuda con los bancos mediante dación de activos inmobiliarios.

 

A principios de mes, el grupo logró levantar el bloqueo en que estaba inmerso su proceso de concurso de acreedores al conseguir que un juez admitiera el plan de pago de deuda planteado por la compañía en 2015.

 

La continuidad de la inmobiliaria está ahora pendiente de que Hacienda, principal acreedor de la compañía, y los bancos acepten dicho plan. Cuentan con plazo hasta el 31 de mayo para manifestar su adhesión o rechazo al mismo, según informó la empresa.

 

Reyal Urbis, que en 2013 protagonizó una de las mayores quiebras inmobiliarias de la crisis, cerró el ejercicio 2016 con una pérdida neta de 155 millones de euros, números rojos similares a los pasados ejercicios. Además de terrenos y un stock de unos 220 pisos, la firma cuenta con una cartera de edificios en renta de unos 123.000 metros cuadrados de superficie.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...