Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies
Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

25 Enero 2020F17.37h

C

Empresa

Por M. V. O.
27 Nov 2019
F04.57h

La vivienda prefabricada acelera: Smartliving prevé entregar 630 inmuebles hasta 2022

La compañía catalana prevé alcanzar una facturación de siete millones de euros en 2019 y aumentar hasta sesenta millones en 2022. Lanzará una ampliación de capital este año.

La vivienda prefabricada acelera: Smartliving prevé entregar 630 inmuebles hasta 2022

 

La vivienda prefabricada acelera. La compañía catalana Smartliving, especializada en la preconstrucción y ensamblaje de viviendas unifamiliares, prevé entregar 630 inmuebles hasta 2022, según ha explicado su socio y fundador, Xavier Claramunt, a EjePrime. La empresa cerrará 2019 con treinta viviendas prefabricadas entregadas y aumentar hasta 80 en 2020, todas ellas en Cataluña y ya vendidas en su totalidad.

 

Este crecimiento estará motivado por la apertura de una segunda línea de ensamblaje. Así, Claramunt explica que el plan de expansión prevé dar el salto a nivel nacional en 2021 con la apertura de unidades de negocio en mercados como Baleares, País Vasco, Madrid o Comunidad Valenciana.

 

El directivo asegura que su modelo de negocio “se parece más al automovilístico que al inmobiliario” ya que la empresa compra las diferentes partes de las viviendas prefabricadas y las ensambla en una línea de montaje.

 

 

 

 

Una vez montado en fábrica, el activo se muestra a los compradores con todos los acabados y después se desmonta y se vuelve a montar en la ubicación definitiva en un periodo máximo de un o dos meses.

 

En este sentido, la apertura de nuevas líneas de ensamblaje en los diferentes mercados, permitirá a la compañía multiplicar su capacidad de producción y alcanzar las 120 viviendas en 2021 y las 300 en 2022, cuando prevé contar con seis unidades de negocio. En todo caso, Claramunt destaca que el bajo coste de implantación de cada línea de montaje, situado alrededor de 500.000 euros, permite a la empresa salir rápidamente de un mercado si su modelo de negocio no funciona.

 

 

 

 

La compañía, nacida en 2016 y que hasta ahora ha crecido con fondos propios, prevé cerrar una ampliación de capital este mismo 2019 para financiar su expansión. En este sentido, el directivo subraya que buscan inversores “que se impliquen en el proyecto y puedan crear sinergias” y no “un mero socio capitalista”. En este sentido, Claramunt destaca que preferiría “alguien con experiencia en el sector de la automoción”.

 

Por otro lado, Smartliving ha alcanzado diferentes acuerdos con promotores “de un tamaño medio y alguno de muy grande” para colaborar en la construcción de nuevas viviendas. En este sentido, en 2020 iniciarán la preconstrucción de viviendas plurifamiliares “con un o dos proyectos”. Estos inmuebles podrán tener una altura máxima de doce plantas.


Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...