Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

24 Julio 2021F23.09h

C

Empresa

Por EjePrime
21 Jul 2021
F18.30h

Renta Corporación anota un beneficio de 2,4 millones de euros en el primer semestre

En los seis primeros meses del año pastor, la compañía registró unas pérdidas de 1,3 millones de euros, mientras que los ingresos han subido un 24%, hasta 31,7 millones.

Renta Corporación anota un beneficio de 2,4 millones de euros en el primer semestre

 

 

Renta Corporación sale de pérdidas en el primer semestre. La inmobiliaria dirigida por David Vila ha cerrado el primer semestre de 2021 con un resultado neto positivo de 2,4 millones de euros, frente a los 1,3 millones de euros de pérdidas que anotó en los seis primeros meses de 2020, según ha notificado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (Cnmv). El grupo prevé cerrar el ejercicio 2021 con un beneficio neto de alrededor de nueve millones de euros.

 

La socimi ha ingresado 31,7 millones de euros, un 6,1% más que en el mismo periodo de 2020. De ellos, 26 millones de euros provienen de la venta de inmuebles, mientras que 4,6 millones de euros se facturaron a través de gestión de proyectos inmobiliarios. Mediante el negocio patrimonial, la compañía ha ingresado un millón de euros. De entre los ingresos por venta de activos, un 41% de la facturación provino de activos residenciales, un 32% de oficinas y un 27% de activos industriales.

 

El resultado bruto de explotación (ebitda) se ha situado en 4,7 millones de euros, frente a los números rojos de 800.000 euros anotados en los seis primeros meses de 2020. La compañía ha apuntado que el margen de las operaciones se ha situado en 8,2 millones de euros, duplicando la cifra obtenida en el primer trimestre de un año atrás.

 

La deuda financiera neta de la compañía se sitúa en 53,7 millones de euros y el endeudamiento sobre el activo ha incrementado hasta el 41%. Por otro lado, la tesorería de la empresa se ha situado a cierre de semestre en 8,6 millones de euros. A final de junio, la certera de la compañía ascendía a 169,1 millones de euros, un 30% más que la registrada a cierre de año.

 

 

 

 

La inmobiliaria apunta que ha consolidado la diversificación de las fuentes de financiación, completando el programa de financiación directo del Instituto de Crédito Oficial (ICO) mediante la compra de pagarés en el Mercado Alternativo de Renta Fija (Marf). Además, la compañía ha renovado su programa de pagarés con una vigencia de doce meses, incrementando el límite de saldo máximo vivo hasta cincuenta millones de euros.

Renta Corporación asegura que “los impactos durante 2021 de la crisis del Covid-19 sobre la situación de Renta Corporación serán menores”, por lo que ha decidido disolver el “Comité Covid” de la compañía.

 

Las perspectivas de Renta Corporación para 2021 son de recuperación económica en la medida que avance la vacunación de la población, la movilidad esté cada vez menos restringida y se recupere paulatinamente la actividad. Por ello, la compañía prevé que el sector inmobiliario continuará siendo un valor refugio para la inversión por su capacidad de generar rentabilidades atractivas en el entorno actual de tipos de interés muy bajos.

 

La cotizada apunta que el Covid-19 ha retrasado la implementación de los nuevos vehículos de inversión especializados en la adquisición de activos en el segmento logístico y hotelero, pero asegura que se está trabajando para que su funcionamiento se produzca “los próximos trimestres”.

 

En 2020, la inmobiliaria perdió 8,8 millones de euros en 2020, frente a las ganancias de 17,1 millones de 2019, debido a la crisis provocada por la Covid-19. La compañía, que preside Luis Hernández de Cabanyes, tiene como negocio principal la compra de activos inmobiliarios para reformarlos y luego venderlos a terceros, y la pandemia afectó de lleno a la actividad inmobiliaria.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...