Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

29 Enero 2023F16.32h

C

Mercado

Por C. Pareja
18 Sep 2017
F04.55h

Larga vida a la tienda: ¿por qué Amazon, Macy’s y Wall-Mart salvarán el mercado del retail?

La identificación por radiofrecuencia, inteligencia artificial o programas de gestión que ayuden a los directores de tiendas a conocer a su consumidor serán herramientas clave para esta transformación.

El retail ha muerto, larga vida al retail. Mientras que muchos profesionales del sector piensan que el ecommerce matará al retail, son muchos los que creen todo lo contrario. El grupo de banca de inversión Goldman Sachs da algunas de las razones que cambiarán la opinión de aquellos que piensan que el negocio del retail está acabado, además de proclamar como salvadores a grupos como Amazon, Macy’s o Wall-Mart.

 

Goldman Sachs se ha propuesto borrar de la mente de los profesionales del comercio lo que él llama “el apocalipsis del retail”.Según Goldman Sachs, las tiendas deberán adaptarse a la situación actual, “que está en constante evolución”, y adoptar un enfoque más freso y una estrategia que “mantenga  en las cabezas de los directivos de retail de todas las cadenas la amenaza que supone el ecommerce para el comercio físico”.

 

“El sector minorista en Estados Unidos (y en gran parte del mundo) está sobrecargado y desactualizado, pero no está muerto -explican desde Goldman Sachs-; algunas están adaptándose al cambio, empleando nuevas tecnologías para poder complementarse con el negocio online”.

 

Amazon es, para el banco de inversión, uno de los que abanderarán este cambio. Después de la compra de la cadena de supermercados Whole Foods por parte del gigante del ecommerce, Goldman Sachs interpreta esta operación como una clara apuesta por el ladrillo y el comercio físico.

 

 

 

 

El minorista del futuro será, probablemente, el minorista del pasado, sólo que una versión mucho más eficiente de el mismo”, explican en el estudio. El 85% de las ventas que se realizan en Estados Unidos, un país que marca claramente la agenda del comercio mundial, se hacen en un comercio físico. “No hay que olvidar que el negocio electrónico gana cuota de mercado cada día, pero el retail aún tiene la oportunidad de aprovechar el gran atractivo que siguen teniendo sus tiendas físicas para el consumidor”, se desprende del estudio de Goldman Sachs.

 

Así, los profesionales de este negocio tienen que aprender a crear un efecto llamada en sus tiendas. Según el banco de inversión, el big data será clave para que los ejecutivos sepan atraer al consumidor a sus tiendas. El grupo también asegura que se verá “mucha más tecnología colgando de las paredes de estas tiendas”. Identificación por radiofrecuencia, inteligencia artificial o programas de gestión que ayuden a los directores de tiendas a conocer a su consumidor serán herramientas clave para esta transformación.

 

 

 

¿Cómo evolucionar?

No obstante, Goldman Sachs lanza un mensaje: “no intente ser el mejor en todo, sino en lo suyo”.  No obstante, el banco de inversión explica que hay unas medidas básicas que cumplir: “una logística optimizada, una opción de compra ultra-cómoda y un showroom optimizado” serán clave.

 

 

Muchos minoristas está atrapados en el medio de esta vorágine de mensajes y no saben de qué lado posicionarse: nuestro consejo es que el éxito está en posicionarse de un lado o de otro: o vende básicos de una manera híper eficiente y recorta sus gastos al mínimo o presenta una marca inmersiva, experiencial e interactiva que luche por la atención de los consumidor con la inversión que esto conlleva”.

 

El minorista que quiera sobrevivir a esta revolución deberá estrechar su relación con el cliente. Amazon, por ejemplo, empleará en un futuro cercano su programa de fidelidad, cookies, servicios en la nube e incluso aplicaciones que interactúen con el consumidor en sus tiendas físicas (tanto en las que el gigante tiene repartidas en Estados Unidos como las de Whole Foods).

 

 

 

 

 

Para Goldman Sachs está clara la importancia del big data: “si conoces a tu cliente, sabrás cuál es el diseño de la tienda que le gustará más, podrás adecuar tu inventario a sus necesidades y los empleados tendrán una personalidad afín a la del consumidor que se desplaza hasta tu tienda”.

 

 

 

No obstante, hay grandes grupos que todavía tienen reservas de utilizar estos datos para construir lo que Goldman Sachs llama “la tienda del futuro”. “De unas 10.000 compañías analizadas, hay pocas que estén enfocadas a luchar por sobrevivir en un entorno que comienza a dominar el ecommerce”.

 

Cadenas como Wal-Mart o Macy’s, grandes almacenes que son ya históricos en Estados Unidos, sí que están destacando sobre un gran grupo de empresas con presencia a pie de calle. “Han discutido abiertamente sobre el uso del big data y el papel que la tecnología juega en sus tiendas, y están a favor de potenciarlo para ser más competitivos”.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

EjePrime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...