Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

09 Diciembre 2022F12.49h

C

Mercado

Por J. Izquierdo
11 Jun 2018
F04.51h

Más suelo y alquileres blindados: ¿qué medidas tomará el nuevo gobierno en materia de vivienda?

Pedro Sánchez acomete sus primeros días como nuevo presidente del Gobierno Español y, en su hoja de ruta en materia de vivienda, alquileres y vivienda pública tienen un lugar especial. Para la cartera de Fomento, el elegido ha sido la mano derecha de Sánchez, José Luis Ábalos.

Más suelo y alquileres blindados: ¿qué medidas tomará el nuevo gobierno en materia de vivienda?

 

 

El cambio de gobierno en España llega en un gran momento para el mercado inmobiliario. En plena recuperación del camino perdido, Pedro Sánchez ha entrado en el palacio de La Moncloa y el sector mira con interés ya cuáles serán las principales novedades que acometa el mandatario en materia de vivienda. Entre las propuestas que viene defendiendo en los últimos años el líder socialista, el alquiler y el aumento del parque de vivienda pública tienen un lugar especial en su carpeta para esta industria.

 

Sánchez ha escogido para dirigir Fomento y Vivienda a una de sus principales socios cuando trabajaba en la oposición, José Luis Ábalos. El político valenciano tiene en mente varios cambios en la parte del real estate que controla el máximo órgano de la administración pública, pero aún tendrá que esperar. No en vano, Sánchez prometió en su defensa de la moción de censura que le ha llevado a la presidencia del país que mantendrá los Presupuestos Generales de 2018.

 

Sin embargo, para el próximo año hay puntos cardinales del sector inmobiliario que pueden sufrir cambios notables. El alquiler y la vivienda pública, los primeros. En el caso de los arrendamientos, el Gobierno quiere potenciar los alquileres a largo plazo y blindar a los inquilinos ante posibles cambios de propietarios y compras de edificios por parte de fondos que después pretendan echar a las familias ya instaladas en el inmueble. Además, Sánchez tiene la intención, y así lo ha comunicado en reiteradas ocasiones, de ampliar el parque público a través de más suelo dotacional y recuperar desgravaciones fiscales relacionadas con la compra de vivienda.

 

 

 

 

La reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) es uno de los aspectos que ha defendido la dirección socialista en la oposición. Ampliar hasta los cinco años de vigencia los alquileres y permitir tres años de prórroga anual es una de las primeras medidas que baraja el PSOE cuando comience activamente a gobernar con la modificación de las leyes y las normas.

 

El partido socialista quiere, además, fianzas obligatorias de un mes y la limitación de las fianzas o avales adicionales en función de las rentas, que volverán a aumentar sujetas a la evolución del Índice de Precios de Consumo (IPC).

 

 

 

Derecho del inquilino a quedarse a pesar del cambio de propietario
Uno de los asuntos más sensibles para la sociedad en relación con la vivienda es el de los desahucios y las ejecuciones hipotecarias. Sánchez y Ábalos son favorables a permitir al inquilino no abandonar la vivienda si no es por el mero incumplimiento de sus obligaciones.

 

Ni las ejecuciones hipotecarias ni los nuevos propietarios podrán echar a los inquilinos en sus primeros cinco años de contrato. Asimismo, el gobierno socialista quiere agilizar los juicios sobre los desahucios de alquiler e impagos de menor valor y así agilizar los procedimientos.

 

En cuanto a los pisos turísticos, el nuevo gobierno quiere diferenciarlos de los arrendamientos por temporada, que serán mayores a quince días y se regularán por la LAU. No ocurrirá lo mismo con las cesiones temporales, que son las habituales en el mercado de la vivienda.

 

 

 

Más alquiler social y financiación pública
Buena parte del suelo dotacional será empleado por el Gobierno para el desarrollo de vivienda en alquiler social. Se modificará la Ley del Suelo para este aspecto y la vivienda pública pasará a ser completamente destinada al arrendamiento y muy enfocada en los colectivos sociales más necesitados.

 

Al respecto, el PSOE aboga por una mayor financiación pública para vivienda de alquiler. En este sentido, ha anunciado que el ICO dará cobertura para la construcción de bloques que permitan aumentar el parque público de alquiler. Además, el ejecutivo de Sánchez prevé ayudar a la rehabilitación sostenible de las viviendas, principalmente, en los cascos históricos de las ciudades.

 

 

 

Revisar la gestión del Sareb
Uno de los puntos calientes de la gestión socialista en materia de vivienda tendrá que ver con el ladrillo tóxico y las sociedades con aval público como Sareb. El denominado banco malo será revisado por el nuevo ejecutivo, que quiere comprobar su funcionamiento y apoyarse en él para dar cobertura de vivienda a familias desfavorecidas.

 

Aunque el Partido Popular ya trabajaba en esta materia, Sánchez impulsará la construcción sostenible. En este aspecto ha publicado un Plan Estatal de Rehabilitación Sostenible de Viviendas y Edificios con el que aumentar el número de viviendas que se reforman y se adecuan a las nuevas normativas medioambientales en España. Actualmente, se rehabilitan 23.000 viviendas al año, pero el ministerio que lidera Ábalos quiere alcanzar las 200.000

 

 

 

Un fondo social que cuente con viviendas en propiedad
En su apuesta por el alquiler social, el PSOE también pretende crear un fondo social que permita a las administraciones públicas de cada territorio obtener en propiedad y gestionar viviendas dentro de los residenciales construidos con dinero público.

 

Con esta medida, el nuevo Gobierno liderado por Pedro Sánchez quiere, entre otros aspectos, sustentar los gastos energéticos de las familias que no pueden pagar las facturas más esenciales como las de la luz o el gas.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

EjePrime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...