Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

02 Marzo 2021F11.59h

C

Los blogs de EjePrime

10 SEP 2017
F19.00h

Baile de nombres en el ‘real estate’

Con cariño, pero no sé qué tiene el negocio inmobiliario que podría dar para un culebrón. Y más este año, que está siendo de los más activos en cuanto a fichajes. Entre las consultoras os robáis directivos, pero los fondos de inversión y las promotoras no se quedan atrás. No agachéis la cabeza ni os avergoncéis. Se llama mercado y es lo más normal del mundo.

 

Como un recién llegado a este sector, me apasiona ver cómo un directivo estrella de una de las empresas más top de este negocio ficha por la competencia. Es un gran titular, sí, pero también es una gran noticia para el real estate: se mueve y sus directivos interesan. Y eso es perfecto para vosotros, los que leéis estas líneas.

 

Me cuentan (y leo, por supuesto) que hace una década este sector no era así. La crisis económica azotó con fuerza al sector inmobiliario español e hizo temblar sus cimientos. Pero ha terminado dando lugar a un negocio más fuerte y, sobre todo, más profesional, con directivos expertos en gestionar activos con menos vocación de pelotazo y más MBA.

 

Además, que no sólo es bueno para vuestro currículum. También lo es para vuestra salud mental. Lo dice el especialista en relaciones laborales Michael Church. “Irse de una empresa cuatro años después de fichar por ella es una muestra clara de capacidad para cumplir una función -dice el especialista-; tu salida se vería mal sólo si hubiese algo que evidenciara que estabas desempeñándote deficientemente o estancándote".

 

“Si al cumplir seis años no se vislumbran ascensos o que te asignen proyectos interesantes, tu posición comienza a verse afectada, porque da la impresión que se trata de una persona sin ambiciones profesionales, y aunque no es tan mala como para ser despedida, es percibida como mediocre”, agrega Church.

 

Y desde luego que habéis tomado buena nota de ello. Para muestra un botón: la división inmobiliaria y construcción de Michael Page, marca de PageGroup, consultora especializada en selección de personal, presentó un informe del que se desprende que las contrataciones en el negocio inmobiliario crecieron un 30% en el último año. Además, la consultora añade que los fichajes de directivos entre grupos del sector se elevaron un 20% en los seis primeros meses de 2017.

 

Entre los principales motivos están el surgimiento de nuevas promotoras, socimis y fondos que necesitan poner a directivos con conocimiento del mercado español al frente de su negocio en el país. Así, en el segundo semestre de 2017 los fichajes seguirán igual de activos, si bien se irán estabilizando en los próximos ejercicios, según la consultora.

 

Esto quiere decir que moverse es sano, tanto si te has estancado como si tienes nuevos proyectos. Emprende, promociona, ficha por otra empresa, cambia de posición, sal de tu zona de confort o pide un aumento para sentirte más recompensado. Eso sí, muévete, que el sector inmobiliario necesita hablar de algo mientras se toma el café de la mañana.

...