Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

17 Mayo 2022F13.05h

C

Empresa

Por Abel Pujol
24 Ene 2022
F05.00h
Relacionados

Almagro cuadriplica su inversión y los Isidro Rincón se afianzan en el capital

Ibervalles, el vehículo de la familia vallisoletana, adquirió en 2021 más de once millones de euros en acciones de la socimi, que cerró el año con una inversión de 41,3 millones, la mayor cifra de su historia.


Almagro cuadriplica su inversión y los Isidro Rincón se afianzan en el capital

 

 

Almagro, capital Valladolid. Con una inversión total de 41,3 millones de euros, Almagro Capital, una de las socimis con más peso del BME Growth, ha cerrado 2021 como el ejercicio con mayor volumen de compras desde su fundación, cuatro años atrás.  



La estrategia expansiva de la compañía camina una senda paralela al peso que gana en su accionariado el grupo Ibervalles, el vehículo inversor de la familia pucelana Isidro Rincón, los antiguos dueños de la papelera Europac.

 

Con el 21,49% del capital a cierre de 2021, Ibervalles ha consolidado durante los doce últimos meses su condición de principal accionista de Almagro, además de reforzar su posición en el Consejo de Administración. 



Según ha comunicado la compañía, las previsiones para los próximos años pasan por expandir más allá de Madrid su negocio en el mercado prime de la vivienda inversa; para ello, la socimi ya ha hecho sus primeras compras fuera de la capital.

 


El plan estratégico contempla alcanzar una cartera valorada en 250 millones de euros en 2023, pero viendo el ritmo de inversión actual y las previsiones, las expectativas de Almagro a corto y medio plazo remiten a mayores cifras.

 

La socimi anunciaba el pasado abril su intención de invertir mil millones de euros hasta 2025 con el objetivo de multiplicar por veinte los activos en cartera, que a 30 de junio del año pasado estimaban un valor de 67,1 millones de euros, según comunicó la socimi al BME Growth. 

 


Las operaciones emprendidas por Almagro en 2021 siguen esta estrategia. Durante el último ejercicio, invirtió 41,3 millones de euros, una cifra cuatro veces mayor respecto al año anterior, que cerró con 9,9 millones de euros. Además, la socimi más que duplicó su porfolio, con un cartera de 172 unidades a cierre de año, frente a las 69 del ejercicio anterior.

 




  

Antes de la irrupción de Ibervalles como primer accionista, Almagro Capital tenía fecha de caducidad: 2028. Estalló la pandemia y, pocos meses después, la socimi resucitó. A mediados de 2020, el vehículo de la familia Isidro Rincón desembarcó en la compañía con el compromiso que la inversión no tuviera fecha límite siempre y cuando el grupo mantuviera un mínimo en el 15% del capital de la socimi, y el valor de la cartera alcanzase los cien millones de euros antes de 2025. 

 


Desde entonces, el family office ha seguido una estrategia dual para consolidarse como primer accionista de la compañía. Por un lado, ha acudido a las capitalizaciones con un acuerdo bajo el brazo por el cual se obliga a participar un mínimo del 20% en cada ampliación, hasta una inversión máxima de cien millones. Además, ha reforzado su posición compradora cerrando sucesivas adquisiciones menores, de entre un 0,1 y 0,5% del capital. 

 


Solo en los últimos doce meses, Ibervalles se hizo con 8,8 millones de acciones de Almagro, por las que desembolsó un total de 11,1 millones de euros, repartidas en una treintena de adquisiciones, según las notificaciones enviadas por la compañía al BME Growth.



La mayor compra se produjo a principios de julio, coincidiendo con la última ampliación de capital de la socimi, cuando adquirió 6,9 millones de acciones por un total de 8,6 millones de euros. Estas operaciones no hicieron más que reforzar su posición como primer accionista, controlando a cierre de 2021, el 21,49% del capital.

 





 

Antes del aterrizaje de Ibervalles, el mayor accionista de Almagro era Aligrupo Business Oportunities, otro family office español, de los hermanos alicantinos Juan y Pedro Alcaraz, fundadores la compañía de alquiler de vehículos low cost Goldcarque lideraban la socimi con el 19,24% del capital.

 

En el accionariado también figuraba la sociedad radicada en Luxemburgo, A&G Global Sicav Inland Fund, con una participación del 7,78%, y Preventiva compañía de Seguros y Reaseguros, que ostentaba el 4,89%. 


 

Pero la llegada de Ibervalles reordenó el tablero. Mientras los Isidro Rincón aumentaban su preponderancia en la socimi, refrendada después de la ampliación de capital en verano de 2021, los otros grupos fueron reduciendo su porcentaje en el accionariado


 

Después de la ampliación de capital de 2020, donde se dio la bienvenida a Ibervalles, Aligrupo aún mantenía una participación de dos dígitos en el accionariado, concretamente un 11,33%; pero después de la segunda capitalización, el pasado año, su porcentaje quedó diluido en un 5,55%, casi catorce puntos menos respecto doce meses atrás.


 

A&G, después de ambas ampliaciones, no mantenía a finales del 2021 un paquete de acciones por encima del 5%. Quién sí figuraba en el accionariado relevante es Onchena, el vehículo inversor de la familia Ybarra Careaga, que ha pasado a controlar el 5,46% del capital después de acudir a la última ampliación.  


 

Onchena ha sido protagonista del mercado inmobiliario español en los últimos días, después de anunciar que, junto a Beraunberri, el grupo inversor de José Galíndez, fundador de la empresa de renovables Solarpack, habían llegado a un acuerdo para adquirir la emblemática torre Bizcaia de Bilbao por alrededor de 175 millones de euros


 

La creciente influencia de Ibervalles en el capital de Almagro también ha alcanzado el consejo de administración, que ha cambiado recientemente. El pasado octubre, la socimi anunció relevos en la cúpula: Enrique Isidro Rincón, hasta ese momento consejero, escaló hasta la vicepresidencia; su hermano José Miguel sigue como consejero dominical.

 

Por parte de Onchena, Rafael Canales ocupó un puesto en el consejo, ya que Daniel Torregrossa, de Aligrupo, y Eduardo H. Minardi, consejero independiente, presentaron su dimisión. Luis de Ulibarri, hasta ese momento vicepresidente, continúa en el consejo, ejerciendo de vocal ejecutivo.

 

"Este nombramiento refuerza el compromiso, potencial y la confianza que deposito en Almagro Capital", afirmaba Enrique Isidro Rincón después del nombramiento. El vallisoletano anunciaba que "tras nuestra exitosa ampliación de capital" la socimi emprendería su plan de expansión por toda la geografía española. 


 

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...