Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

05 Diciembre 2021F17.35h

C

Oficinas

Por Marc Vidal Ordeig
15 Jun 2020
F04.54h

Sin rebajas por el Covid: ¿cuánto cuesta mantener las Cuatro Torres?

El incremento de la limpieza y los trabajos de adaptación de los activos para garantizar el distanciamiento social han compensado el menor gasto en suministros de los grandes edificios de oficinas.

Sin rebajas por el Covid: ¿cuánto cuesta mantener las Cuatro Torres El incremento de la limpieza y los trabajos de adaptación de los activos para garantizar el distanciamiento social han compensado el menor gasto en suministros de los grandes edificios de oficinas.

El pasado 5 de marzo, la multinacional EY detectó un positivo por coronavirus y mandó a casa a sus más de 2.000 trabajadores para evitar nuevos contagios. Más de cien días después, las once alturas del número 79 de la calle Raimundo Fernández Villaverde dedicadas a oficinas y ocupadas por la auditora, continúan vacías y se prevé que lo sigan estando por lo menos hasta septiembre.

 

EY no es la única gran empresa que prevé mantener sus oficinas vacías durante los próximos meses, más allá de la finalización del estado de alarma. El equipo directivo de otra de las big four del sector de la auditoria, Kpmg, volvió a mediados de mayo a sus puestos de trabajo, mientras que el resto de trabajadores alterna el teletrabajo con el trabajo en sus oficinas dependiendo de las necesidades de cada momento. 

 

Desde el pasado 14 de marzo, los grandes edificios corporativos de Madrid y Barcelona, como las Cuatro Torres, la Torre Picasso o la Torre Mapfre, han estado prácticamente vacíos. El teletrabajo ha sido, y continuará siendo en muchos casos, el día a día de la gran mayoría de trabajadores. A pesar de ello, los propietarios de los activos los han tenido que mantener en funcionamiento asumiendo unos costes que no han descendido.

 

 

 

 

Como consecuencia de esta menor ocupación, los edificios de oficinas han rebajado el consumo de agua y electricidad a la mínima expresión. Sin embargo, este ahorro no ha sido suficiente para reducir significativamente el coste de mantenimiento de los edificios de oficinas.

 

Raúl Vicente, director de Agencia Oficinas de Knight Frank, explica que los propietarios han tenido que seguir pagando los costes fijos y los impuestos mínimos de los suministros básicos, ya que “los edificios han seguido funcionando y han mantenido los servicios”.

 

Además, “se ha reforzado la limpieza de los inmuebles, lo que ha provocado un coste extra”, subraya Vicente, que añade el sobrecoste del acondicionamiento de los espacios para garantizar la distancia de seguridad entre trabajadores.

 

 

 

Precisamente, el aumento de la limpieza y las medidas de acondicionamiento, que van desde cartelería a poner a disposición de los trabajadores geles hidroalcohólicos, han provocado que el ahorro proveniente del menor consumo no compensara los nuevos costes.

 

La limpieza es, generalmente, el servicio con una partida más alta dentro del presupuesto de los gestores de activos de oficinas, según explica Raquel Cruz, miembro de la junta directiva de la International Facility Management Association (Ifma) España.

 

 

 

 

La directiva apunta que el coste de este servicio por metro cuadrado puede variar de un edificio a otro, ya que “siempre depende de los contratos firmados por las empresas que los realizan”, destaca Cruz.

 

Por otro lado, los costes fijos a los que deben hacer frente los propietarios de los inmuebles van más allá de los suministros. Cruz detalla los “costes de subcontratas para el mantenimiento de los equipos de detección de incendios, mantenimientos de máquinas enfriadoras, alta tensión, grupos electrógenos, etcétera”.

 

Otra de las partidas que no se ha visto afectada por el confinamiento ha sido la de seguridad, que al igual que el resto de servicios, se ha mantenido inalterada durante los últimos tres meses para aquellas empresas que sí que han podido seguir ocupando las oficinas.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...