Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

28 Septiembre 2022F01.24h

C

Mercado

Por M. Tamayo
07 Feb 2022
F04.58h

Frenar la inflación sin cortar la recuperación: misma misión, distinta fórmula

Mientras el banco central británico ha optado por subir los tipos de interés, el europeo no mueve su estrategia escudándose en un mercado laboral fuerte y la subida de los precios de la energía, ante el peligro de la pérdida de poder adquisitivo de los ciudadanos.

Cortar inflación sin parar la recuperación

 

Una gran preocupación, pero sin tomar medidas. Así explicó el pasado jueves Christine Lagarde en rueda de prensa la posición del Banco Central Europeo (BCE) ante la inflación que se ha disparado en Europa hasta limites históricos en enero: un 5,1%. Aunque, por el momento, no modifique su política monetaria, Lagarde asegura que el encarecimiento en la cesta de la compra de los últimos dos meses ha hecho que los miembros del consejo de gobierno de la entidad revisen su estrategia. Síntoma de lo que podría ser un nuevo rumbo es que, ante la pregunta de si iban a subir los tipos durante 2022, Lagarde ha dejado de responder que lo veía “muy improbable” para aclarar que es una de las opciones que se abre en la próxima reunión del órgano que se celebrará en marzo.

 

A pesar del cambio de tono, el BCE no modificó sus herramientas de política monetaria y publicó un comunicado apenas sin modificaciones respecto a la reunión de diciembre. A pesar de la preocupación manifiesta, la entidad europea aguardará hasta marzo para mover ficha, a la espera de que se publiquen nuevas previsiones de crecimiento e inflación y haya más datos sobre la evolución del mercado laboral.

 

Bajo la hoja de ruta actual, el BCE finalizará el programa de compra de bonos de emergencia lanzado por la pandemia y reducirá de forma gradual el ritmo de compras de activos a lo largo del año. Las últimas previsiones, publicadas en diciembre, ponen como objetivo que la inflación caiga un 2% en 2023, una tasa que el organismo espera poder cumplir.

 

Un obstáculo que ha complicado aún más la decisión de la entidad es la ralentización del crecimiento de la zona euro. El Producto Interior Bruto (PIB) de los países aminoró su crecimiento hasta el 0,3% en el último trimestre del año en relación con el trimestre anterior y el BCE no prevé una gran recuperación del consumo para la primera parte del año. Los otros grandes dolores de cabeza de la entidad son la crisis de la cadena de suministro y los elevados precios de la energía, que Lagarde subrayó que eran responsables del 50% de la inflación y alegando que sobre este aspecto el impacto de las políticas de la entidad sería “más limitado”.

 

 

Lagarde apunta que la tormenta perfecta permanecerá en Europa los próximos meses, pero que se moderará a finales de 2022. Algo de lo que sí presumió la mandataria fue del mercado laboral, algo que no preocupa a la entidad europea. La tasa de paro en la eurozona se encuentra en el 7%, su mínimo histórico, y la tasa de participación laboral en niveles previos a la pandemia.

 

Los buenos datos de empleo sirven a la mandataria europea para separarse de sus homólogos británicos, que ese mismo día, apenas unas horas antes, subieron los tipos de interés un 0,5% para frenar la inflación. Los precios en Reino Unido subieron un 5,4% en diciembre, el mayor repunte de los últimos treinta años en el país, y, según las previsiones del Bank of England (Boe), la tasa subirá un 7,25% en abril.

 

Reino Unido tiene históricamente una mayor inflación que la zona euro, es el punto número uno”, aseguró Lagarde durante la rueda de prensa para diferenciar ambas estrategias. “La diferencia crítica entre ambas economías ahora mismo (…) tiene que ver con el mercado laboral, en el que Reino Unido tiene más presión en los salarias, faltan trabajadores para los puestos disponibles”.

 

La problemática británica con el empleo ha llevado a la entidad a pedir a trabajadores y empresarios “moderación” en la subida de sueldos, a pesar de que el coste de vida en el país está aumentando. Andrew Bailey, gobernador del banco, insistió en que Reino Unido no está experimentando una espiral de salarios y precios, pero “se están acumulando presiones”.

 

Las declaraciones de Bailey llegaron tras el anuncio de que los británicos estaban sufriendo la mayor presión en décadas y la alerta de que los ingresos disponibles caerían en 2022 y 2023. En concreto, las familias británcias dispondrán de mil libras (1.196 euros) menos este que el anterior, según públicó el think tank británico Resolution Fundation el pasado viernes.

 

La libra ha sido una de las primeras divisas en dejar atrás el 0% de interés, pero los responsables de la Reserva Federal de Estados Unidos ya han anunciado que subirán los tipos de interés en marzo. Estados Unidos registró su mayor tasa de inflación en los últimos cuarenta años el pasado diciembre, alcanzando un 7%. La estrategia también la ha seguido el banco de Singapur, pero el de Japón se ha sumado a la postura europea asegurando que endurecer la política monetaria ahora sería prematuro.   

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

EjePrime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...