Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

26 Septiembre 2022F05.33h

C

Empresa

Por M. T. L.
04 Ago 2021
F04.57h

De la fiebre de las Spac a la caída de los unicornios: revolución entre las ‘proptech’ ‘yankees’

En la meca de las proptechs, la primera mitad del año ha dejado caídas como las de Katerra o Knotel, que se declararon en concurso, e inyecciones de capital de hasta 500 millones de dólares de la mano de Softbank a Better.com.


De la fiebre de las Spac a la caída de los unicornios: revolución entre las ‘proptech’ ‘yankees’

 

 

The winner takes it all. La primera mitad del año no ha dejado espacio a los grises en la meca del ecosistema proptech. Antes de verano, las mayores start ups del sector han tenido que recurrir al Chapter 11 (equivalente al concurso de acreedores español), han recibido inyecciones de capital de hasta 500 millones y se han visto seducidas por la última moda de Wall Street: las Spac.


Pese al auge de la madera y la construcción industrializada, la proptech estadounidense Katerra, una de sus máximas impulsoras, no ha aguantado el golpe del Covid-19. El pasado junio, el unicornio entró en los juzgados recurriendo al Chapter 11.


En un comunicado, la compañía señaló que la pandemia ha generado un “rápido deterioro de la posición financiera de la empresa y ha hecho imposible asegurar más capital”. Ahora, la compañía especializada en la construcción modular en madera, prevé la venta de algunas de sus empresas subsidiarias, como el área de renovaciones o el estudio de arquitectura.


Fundada en 2015, la compañía se expandió rápido con la compra de estudios de arquitectura y constructoras tradicionales, con la crisis del Covid empezó a sufrir. Aunque no todos sus dolores de cabeza provienen de la pandemia. En 2019, la empresa ya anunció en 2019 que despediría 200 empleados y el cierre de su planta de producción en Phoenix.

 

 

 

 

Otra de las start ups del sector que se han acogido al Chapter 11 es Knotel, una compañía de coworking con sede en Nueva York, que alcanzó el estatus de unicornio en marzo de 2020, antes del impacto de la pandemia. La revaloración de la empresa se produjo tras la tercera ronda de financiación en 2019, en la que captó 400 millones de dólares.


En un comunicado, la compañía señaló la pandemia como la culpable de su deterioro, aunque la start up ya había registrado pérdidas de 225 millones de dólares en 2019 y a inicios de 2020 realizó un recorte de personal con el que redujo su plantilla un 30%, para más tarde reducir otro 20%. A finales de 2019, la empresa anunció que contaba con más de 200 ubicaciones en las ciudades de Nueva York, San Francisco, Londres, Los Ángeles, Washington D.C., París, Berlín, Toronto, Boston, Sao Paulo y Río de Janeiro.


Pese a esta crisis, el ecosistema proptech made in USA también ha tenido hitos que celebrar durante la primera mitad de 2021. La start up de préstamos hipotecarios Better.com alcanzó una valoración de 6.000 millones de dólares tras recibir una inyección de capital de 500 millones de dólares por parte de SoftBank en abril. La compañía ya había captado 200 millones de dólares en noviembre de 2020.

 

 

 

 

Otra de las empresas que ha recibido una inyección de capita es Veevl, esta vez de parte de la plataforma Tade UP, creada por Tel Aviv Stock Exchange, que permite a las compañías recibir fondos de empresas institucionales de forma privada. La empresa de casas modulares dirigida por Amit Hallar levantó 100 millones de dólares.


La empresa surgió en 2008 bajo el nombre de Dragonfly Group como una promotora, pero tras ver la falta de innovación en el sector, sus tres fundadores (Amit Haller, Ami Avrahami y Dafna Ben) decidieron pivotar su negocio hacia la construcción modular bajo el nombre de Veev. El año pasado, la compañía se posicionó entre las más innovadoras del real estate según el ranking de Fast Company.


Además de las inyecciones de capital, las proptech no se han quedado fuera de la fiebre de las llamadas Spac, empresa de adquisición con propósito especial. Mediante esta fórmula de fusión, las compañías del sector inmobiliario han levantado 12.357 millones de dólares desde 2020 a cierre del primer trimestre.


Una de las start ups que ha anunciado que se subirá al carro es Nextdoor. La red social para vecinos planea dar el salto al continuo a través de una fusión con una de estas compañías a través de un trato valorado en 4.300 millones de dólares. Offerpad, Doma o incluso WeWork son algunas de las proptech que han anunciado que seguirán este modelo. Según Cnbc, en 2020 se registraron 248 nuevas Spacs, y empresas como Fith Wall, Softbank o Cbre han formado la suya. 


Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

EjePrime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...