Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

03 Octubre 2022F00.14h

C

Mercado

Por M. T.
19 Nov 2021
F04.54h

La crisis de la ‘supply chain’ dispara los precios y anticipa nuevos patrones comerciales

El precio de las importaciones aumentará un 11% debido a la rotura del stock y el colapso de los puertos, lo que también se notará en el precio final de los productos, que subirá un 1,5% hasta 2023, según datos de la ONU.

La crisis del ‘supply chain’ dispara los precios y anticipa nuevos patrones comerciales

 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) anticipa una subida de precios a las puertas de un nuevo paradigma comercial. La ruptura de la cadena de suministro ha puesto en jaque el transporte marítimo que los últimos meses ha anotado un máximo histórico en el precio de los fletes en todas las rutas y grandes atascos en los mayores puertos del mundo.

 

La organización prevé un aumento de los costes debido al incremento de las tasas de transporte, derivado del aumento del precio de los contenedores. En concreto, la ONU estima que, de no resolverse los problemas en la cadena de suministro, los precios de importación pueden crecer un 11% a escala internacional, lo que supondrá un aumento de los precios al consumidor en un 1,5% hasta 2023.

 

A pesar del momento de crisis, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad, por sus siglas en inglés) apunta que el sector ha aguantado bien el golpe y que, aunque desembocará en una subida de precios durante el próximo año, la situación acelera las nuevas tendencias en el comercio y sienta las bases para nuevos patrones comerciales.

 

El parón de la actividad económica derivado de la pandemia y la creciente demanda posterior desajustaron el transporte marítimo, aunque la oficina de la ONU apunta que el sector del transporte marítimo ha aguantado bien el golpe debido a que las disrupciones se han producido en diferentes fases distribuyéndose en regiones y sectores.

 

Además, diversos países han optado por aprobar paquetes de estímulos a la demanda y se han apoyado en el crecimiento del ecommerce. Con todo, en el primer semestre de 2020, el comercio marítimo se contrajo un 3,8%, pero para la segunda mitad del año los flujos se recuperaron de forma asimétrica.

 

En 2021, se prevé que el flujo de mercancías marítimas aumente un 4,3% respecto al año anterior, el crecimiento más elevado desde 2012. Para el periodo entre 2022 y 2026, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad, por sus siglas en inglés), prevé un repunte del 2,4% en el tráfico de mercancías por mar, frente al 2,9% que se ha registrado de media los últimos años.

 

 

El real estate puede ver cambios en la producción de uno de los materiales más relevantes para su industria: el acero. Actualmente, el mayor productor del mundo es China quien también se coloca como el mayor consumidor del metal. Se prevé que el gigante asiático deje de depender tanto del material y vire su producción hacia metales no ferrosos esenciales para producir tecnologías renovables como el cobre, el litio o el cobalto.

 

Este auge en las tasas de fletes tendrá un profundo impacto en el comercio minará la recuperación socioeconómica, especialmente en países en desarrollo”, sostiene la secretaria de la agencia Rebeca Grynspan. Los precios se incrementarán en los países en desarrollo un 2,2%, mientras que en los estados insulares en desarrollo la subida será de hasta el 7,5%.

Según la organización, el Covid-19 ha puesto al descubierto las vulnerabilidades de la cadena de suministro y las compañías optarán cada vez más por patrones just in case, donde se almacena el inventario, por el just in time.

 

“Es probable que las tendencias estructurales que surgieron hacen más de una década y que se han acelerado durante las recientes tensiones comerciales den lugar a cambios en los patrones y características de la globalización”, sostiene la entidad en el informe. Aunque los flujos comerciales puedan alterarse, la entidad afirma que la globalización no está en peligro. Sin embargo, advierte que la producción con bajo valor añadido y que requiere mucho mano de obra es más fácil de relocalizar que aquellos sectores que produzcan artículos con medio o alto valor añadido.

 

Si la tendencia se cumple y algunas compañías se decidan por devolver a sitios más cercanos su producción, la entidad asegura que China se mantendrá como líder de la producción manufacturera. “Combinadas, estas tendencias cambiarán las rutas y distancias del comercio, aumentando la necesidad de un servicio marítimo de mercancías más flexible”, apunta el informe. 

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

EjePrime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...