Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

07 Agosto 2020F11.00h

C

Empresa

Por Marc Vidal Ordeig
10 Jun 2020
F05.00h

La banca se protege ante el real estate: eleva el mínimo de preventas y restringe financiación

Las entidades bancarias han aumentado el número de ventas ya firmadas para conceder créditos promotores a las compañías. En algunos casos, reclaman el 100% de preventas.

La banca se protege ante el real estate: eleva el mínimo de preventas y restringe financiación

La banca se cubre las espaldas con el negocio promotor. La mayoría de las entidades bancarias tiene muy fresco el recuerdo del estallido de la burbuja inmobiliaria en la crisis de 2007. Bancos y cajas tuvieron que lidiar con multitud de préstamos concedidos a promotoras que nunca se pudieron devolver al caer en picado el valor de la vivienda y el sector se encontró con miles de millones de euros en suelos y propiedades inmobiliarias a medio construir. Ahora, ante la crisis que se prevé que provoque la pandemia del coronavirus, el sector bancario prefiere pecar de exceso antes que volver a cometer los mismos errores que hace doce años.


Según han explicado a EjePrime diversas compañías del sector, a lo largo de las últimas semanas la banca ha comenzado a elevar las exigencias en los acuerdos de financiación. Por un lado, el sector financiero está elevando el número de preventas necesarias para conceder préstamos promotores. Por otro lado, la banca se ha vuelto mucho más selectiva a la hora de ofrecer financiación para nuevos proyectos, llegando incluso a negar la concesión de créditos.

 

Dónde antes te pedían el 30% de pisos vendidos, ahora te piden el 50%”, explica el presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima) y la Asociación de Promotores y Constructores de España (Apce), Juan Antonio Gómez-Pintado.

 

 

 

 

El consejero delegado de Colliers International en España, Mikel Echavarren, coincide en la demanda de un 50% de preventas, aunque apunta que son las condiciones que se piden “a los muy buenos clientes”. Así, las demandas pueden alcanzar al 100% de la promoción vendida antes de conceder la financiación para tirar adelante los proyectos “si no la quieren dar”.

 

Otras fuentes aseguran que la banca “ha cerrado el grifo de la financiación al sector inmobiliario” ante la incertidumbre que existe en el mercado y apuntan a entidades como Banco Sabadell o Banco Santander. Algunas entidades también están endureciendo las condiciones de las hipotecas a particulares.

 

Los proyectos inmobiliarios más afectados por las nuevas exigencias de las entidades bancarias son los de segundas residencias en ubicaciones con poca demanda de vivienda habitual, el mercado que los expertos coinciden en señalar como el que más sufrirá a causa del descenso de la demanda que provocará la pandemia.

 

 

 

 

“Los bancos no tienen una perspectiva de cómo van a evolucionar los previos o el ritmo de ventas de las nuevas promociones y prefieren esperar a ver cómo reacciona el mercado”, opina Echavarren.

 

Por su parte, Gómez-Pintado explica que las entidades “seleccionan mucho las promociones y las estudian con mucha profundidad” antes de conceder financiación, aunque apunta que se siguen firmando operaciones.

 

 

 

 

Sin embargo, Gómez-Pintado asegura que las entidades bancarias “seleccionan más las promociones y piden más preventas, pero no han dejado de ofrecer financiación” al sector promotor.

 

Las mismas fuentes explican que los bancos “nos dicen que no saben cómo acabará la situación y que quieren ver la evolución del mercado”. “La escasez de financiación hará que el pipeline de nuevos proyectos se estreche aún más”, subrayan.

 

En este sentido, Echavarren apunta que el sector promotor va a reducir el número de viviendas construidas al año en un 50%, lo que provocará que las grandes promotoras “tengan que volver a rehacer sus planes de negocio” para los próximos años, mientras que las pequeñas empresas del sector “se verán aún más afectadas”.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...