Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

29 Noviembre 2020F23.52h

C

Empresa

Por Custodio Pareja
27 Mar 2017
F05.00h
Relacionados
Temas

Quonia compra un edificio en la Barceloneta tras elevar su cartera de activos un 12% en 2016

El último activo adquirido por la socimi gestionada por Rusiton XXI, especializada en la inversión inmobiliaria, ha sido un inmueble en el número 60 de Passeig Joan de Borbó.

Sigue la fiesta de las socimis en España. Protagonistas absolutas de los dos últimos ejercicios en el negocio del real estate en el país, este tipo de empresas continúan engordando su cartera de activos y su valoración a golpe de adquisiciones. Es el caso de la catalana Quonia, que tras hacerse con un inmueble en una de las mejores zonas de la Barceloneta de la capital catalana ha elevado su valoración un 12%, hasta 72 millones de euros, según se desprende de las cuentas anuales presentadas por la compañía.

 

El último activo adquirido por Quonia, vehículo gestionado externamente por Rusiton XXI, una gestora especializada en la inversión inmobiliaria y con una sólida experiencia financiera, ha sido un inmueble en el número 60 de Passeig Joan de Borbó, ubicado en la Barceloneta, una de las zonas más turísticas de la capital catalana, por 7 millones de euros.

 

El inmueble consta de tres locales comerciales en la planta baja, ocupados en la actualidad por el histórico restaurante Can Manel, que ha cerrado sus puertas y pasará a estar ocupado por el grupo Degus, en una operación intermediada, según fuentes del sector, por la consultora inmobiliaria Laborde Marcet.

 

El edificio también cuenta con seis viviendas en el primer y segundo piso, más un tercero ocupado por una terraza. La superficie bruta alquilable aproximada es de 1.658 metros cuadrados, divididos en 815 metros cuadrados de uso terciario y 843 metros cuadrados residenciales que, según fuentes cercanas a la operación, serán expuestos próximamente a una reforma integral.

 

 

Tras esta adquisición, la cartera de Quonia queda compuesta por seis activos, ubicados entre Barcelona, Asturias y Sevilla. La socimi, que inició su cotización en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) en julio de 2016, adquirió nada más comenzar a operar en el sector el Hotel Internacional, ubicado en el número 78 de La Rambla de Barcelona, por 11,25 millones de euros.

 

El edificio, uno de los buques insignia de la socimi, está ubicado en una de las zonas más céntricas de la capital catalana, entre el Teatre del Liceu y el Mercat de la Boquería. El inmueble dispone de una superficie alquilable de 1.915 metros cuadrados y destina las plantas superiores al arrendamiento hotelero, mientras que en la planta baja se ubican los locales comerciales.

 

El inmueble se sumó a los que la compañía tenía en el número 164 de la calle Balmes, que cuenta con una superficie de 2.536 metros cuadrados; en el número 24 de la calle Inventor de la Cierva, en Langreo (Asturias), un inmueble comercial con 1.373 metros cuadrados de superficie; un activo en el número 45 de calle Balmes, donde hace doblete con un edificio comercial y residencial de casi 3.000 metros cuadrados, y en Sevilla, en el número 4 de la calle San Vicente, donde está ubicado el inmueble residencial de mayores dimensiones de la socimi, con más de 3.500 metros cuadrados.

 

Según se recoge en la memoria de Quonia, que ahora se prepara para la adquisición de nuevos activos, el objetivo del grupo pasa por “detectar inmuebles estratégicos que den respuesta a sectores económicos destacados en su ámbito geográfico de inversión”. “Los proyectos, de riesgo controlado, se caracterizan por la rentabilidad a largo plazo y la solidez de la cartera, formada siempre por core products –añade la socimi- así, la sociedad no basará su estrategia en el crecimiento sino en la obtención de activos que añadan valor y rentabilidad al conjunto de su cartera”.

 

 

 

A 31 de diciembre de 2016, el accionariado de Quonia estaba formado por Eureka Global (sociedad controlada por Divo Milan, presidente de la socimi), que cuenta con un 15,78% de participaciones, seguido de Alfonso de Angoita Noriega, que posee un 15% de las acciones de la socimi. El resto de capital está controlado por Banque Heritage, un 13,8%; VRX I Investment Fund, que controla un 13,6%; Infinitum Holdings, con un 5,7% y Anima Mundi, que tiene en su poder un 5% del capital.

 

En cuanto al equipo directivo de Quonia, el cargo de consejero delegado de la socimi está ocupado por Enric Pérez Mas, ejecutivo estrechamente relacionado con el negocio de las inversiones en España. El directivo ha ocupado puestos de máxima responsabilidad en grupos como AMCI Habitat o Investmex, entre otras. El resto del consejo de administración de la socimi está formado por Alicia Solares, Ana Marías Saucedo, José Luis Llamas, Mayra Hernández y José Luis Rodríguez.

 

Las socimis engordan su cartera

Las cuatro grandes socimis españolas (Merlin, Hispania, Axiare y Lar España) continuaron sacando brillo a su negocio en España en 2016. Las principales compañía inmobiliarias cotizadas del país se despidieron del pasado ejercicio con una cartera cargada de activos por valor de 14.445 millones de euros, lo que representa un aumento del 57% respecto al año anterior, cuando las cuatro compañías amasaron una cartera de activos por valor de 9.188,6 millones de euros.

 

Merlin continúa posicionada como la primera socimi en España, tanto por valor de sus activos como por beneficio, facturación o valor en bolsa. El grupo, liderado por Ismael Clemente, finalizó el año con una cartera de activos valorada en 9.824 millones de euros, frente a los 6.052 millones de euros de un año antes. Por su parte, Hispania logró mantenerse como la segunda socimi por valor de activos en 2016, con una cartera que, a cierre del ejercicio, estaba valorada en 2.008 millones de euros. 

 

En la lucha por tener la mejor cartera de activos, las socimis Lar España y Axiare continuaron batiéndose por el tercer y cuarto puesto en el pasado ejercicio. La vencedora resultó ser Axiare, que logró amasar una cartera de activos de más de 1.343 millones de euros. Lar España gestionaba una cartera de activos valorada en 1.275 millones de euros cierre de 2016, lo que arrojó una revalorización del 16%. 

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...