Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

28 Noviembre 2021F06.58h

C

Oficinas

Por EjePrime
21 Oct 2021
F10.30h

El edificio Estel de Barcelona se reconvertirá en un espacio de oficinas

Un grupo de inversores locales está a punto de hacerse con el edificio del distrito del Eixample, de 41.000 metros cuadrados, que destinará al mercado de oficinas.Estaba previsto que el inmueble se convirtiera en un edificio residencial de lujo. 

El edificio Estel de Barcelona se reconvertirá en un espacio de oficinas

 

 

Vida extra para el edificio Estel de Barcelona. Un fondo participado por inversores locales está ultimando la compra de la antigua sede de Telefónica al grupo Fiscalter Inversiones para reconvertirla en un espacio de oficinas, según La Vanguardia. No ha trascendido el precio de compra del edificio, pero se prevé que las obras de adecuación terminen en 2024


El activo está ubicado en el distrito del Eixample, en la confluencia entre Avenida de Roma y las calles Mallorca, Viladomat y Calabria, y cuenta con un largo historial de contratiempos durante los últimos doce años. El edificio Estel, construido en 1975, fue durante años la sede de Telefónica, que, en 2007, decidió venderlo por 219 millones de euros al fondo estadounidense Carlyle. La intención del fondo de capital riesgo era levantar, a través de su vehículo Cerep Investment, un complejo residencial de lujo.


Con la llegada de la crisis financiera en 2008, el proyecto de Carlyle nunca vio la luz. El vehículo del fondo de capital riesgo abandonó el proyecto y el inmueble, vacío desde 2011, fue tapiado y vigilado para impedir los repetidos robos de cobre y la degradación del interior del inmueble.



De hecho, a partir de 2013, el edificio pasó a ser controlado por la administración concursal de la sociedad titular del mismo, que finalmente aprobó su venta al grupo inversor Platinum Estates por 56,4 millones de euros, el 24% del precio que Carlyle había pagado a Telefónica seis años antes.  


La idea de Platinum, grupo inversor liderado por el magnate del textil de origen indio Harry Mohinani, era promover un hotel de lujo de la cadena Hyatt y 195 viviendas prime. Un proyecto, iniciado en 2015, que también naufragó al chocar con la moratoria hotelera aprobada por el gobierno de Ada Colau. 


Tras varios años de parálisis, finalmente, a principios de 2018 Platinum vendió el edificio a la empresa Fiscalter Inversiones 2013, controlada por Dinesh Gidwani. El grupo de origen indio tenía la intención de construir un complejo residencial de lujo, pero tuvo que parar la construcción del nuevo inmueble a instancias del ayuntamiento. Hace más de un año, Fiscalter puso a la venta el edificio por 300 millones de euros. 

 

 En los nueve primeros meses del año, se han cerrado operaciones de alquiler de oficinas en la capital catalana por 228.300 metros cuadrados, casi un 80% más que los niveles alcanzados el año anterior.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...