Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

14 Julio 2020F11.53h

C

Empresa

Por Marc Vidal Ordeig
13 May 2020
F05.00h
Relacionados

Más metros, menos personas: el ‘coworking’ disminuye la densidad para la vuelta a la oficina

Praderas con mamparas separadoras o con la mitad de aforo y reconversión de espacios para eventos en nuevas oficinas, los espacios de trabajo flexible buscan soluciones para garantizar la seguridad sanitaria.

Más metros, menos personas: el ‘coworking’ disminuye la densidad para la vuelta a la oficina

 

 

La densidad, clave para la vuelta a la oficina en el coworking. A pesar de que el Gobierno mantiene la recomendación de anteponer el teletrabajo hasta junio, los espacios de trabajo flexible trabajan para la progresiva vuelta a la oficina de sus inquilinos con un objetivo principal: reducir la densidad para garantizar la seguridad sanitaria.

 

Los operadores de este tipo de espacios están buscando opciones creativas para poder dar respuestas a las necesidades de distanciamiento social en el corto plazo. Un hecho que el teletrabajo puede, precisamente, favorecer, ya que muchas empresas mantendrán la opción de hacer la jornada laboral desde casa aunque se pueda volver a la oficina.

 

“La densidad de los centros está en revisión”, asegura a EjePrime el presidente de la patronal ProWorkSpaces, Eduardo Salsamendi. El directivo también explica que, por el momento las inversiones se están centrando en “buscar soluciones para el corto plazo”. “Nadie está pensando en rediseñar los espacios haciendo inversiones a largo plazo”, indica.

 

 

 

 

En este sentido, aquellos centros que no tienen la posibilidad de ampliar los metros cuadrados destinados a espacios de trabajo se decantan por la instalación de mamparas u otros elementos que permitan mantener la separación física entre trabajadores.

 

Por su parte, el consejero delegado de Impact Hub Madrid, Antonio González, explica que la compañía ha reaprovechado los espacios de eventos “para ampliar el número de puntos de trabajo y la capacidad máxima de los centros” y ha reducido el aforo de las salas de reuniones “para que sean seguras”.

 

Esta crisis impactará directamente en el networking, uno de los principales atractivos de los espacios de coworking para las pequeñas y medianas empresas, ya que el distanciamiento social imposibilita los actos y reuniones multitudinarios.

 

 

 

 

El responsable de flex de Cbre, Jesse Derkx, puntualiza que “en este momento, el networking no es el aspecto más buscado de los espacios flexibles” y apunta al mundo online para continuar fomentando “la comunidad y vida social en el mundo virtual” a través de charlas o workshops. Salsamendi también destaca la importancia de “comunicar mucho y estar en permanente contacto con los clientes”.

 

Por su parte, la directora general en el sur de Europa de WeWork, Audrey Barbier-Litvak, explica que las nuevas pautas que rigen los centros de trabajo flexible “mantienen el enfoque de facilitar la conexión y la colaboración” entre los usuarios de los espacios.

 

Otro de los principales puntos de trabajo de los espacios de trabajo flexible se basa en la organización de las áreas de tránsito y de las zonas comunes. Como pasa en otros activos como centros comerciales u oficinas tradicionales, los espacios flex también están apostando por el uso de vinilos y cartelería para, por ejemplo, crear pasillos de un único sentido.

 

 

Más limpieza, geles hidroalcohólicos y mascarillas

Además de las medidas de distanciamiento físico, los espacios de trabajo flexible también están aumentando la limpieza de los centros, “especialmente en los objetos que se tocan más, como los pomos de las puertas”, explica Salsamendi.

 

González apunta que en “se han dispuesto varios puntos en el espacio con gel hidroalcohólico, toallitas de un solo uso y papeleras con tapa y pedal” para que los usuarios y visitantes puedan mantener las condiciones de higiene necesarias.

 

Por otro lado, los expertos consultados coinciden en que los centros de trabajo flexible deberán tomar otras medidas como hacer obligatorio el uso de mascarillas o mantener las puertas de las zonas comunes abiertas para minimizar la necesidad de tocar objetos.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...