Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

25 Noviembre 2020F01.14h

C

Mercado

Por M. V. O.
10 Feb 2020
F04.54h

Las dudas sobre el 22@ tensan el pacto de gobierno en Barcelona

El Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) considera una línea roja el actual desarrollo económico del distrito tecnológico, puesto en duda por Barcelona en Comú.

Las dudas sobre el 22@ tensan el pacto de gobierno en Barcelona

El futuro del 22@ tensa al pacto de gobierno en Barcelona. La voluntad de Barcelona en Comú, el partido de Ada Colau, de reformular el desarrollo del 22@, especialmente en su parte norte, ha chocado con la oposición de sus socios de gobierno en el consistorio de la capital catalana. El Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) considera “una línea roja” frenar el desarrollo económico del distrito tecnológico.

 

A pesar de que, oficialmente, la formación dirigida Jaume Collboni asegura que no hay planes firmes para una posible suspensión de la adjudicación de licencias de obra, fuentes del partido consultadas por EjePrime subrayan que no apoyarán esta medida, que impulsan los comunes

 

El Plan General Metropolitano que rige el desarrollo del 22@ se aprobó en 2000 y prevé que el 90% del suelo se dedique a oficinas y el 10% restante a vivienda social. En 2017 el gobierno de Ada Colau, que entonces gobernaba en solitario, anunció la voluntad de revisar el PGM con el objetivo de triplicar el suelo destinado a residencial, lo que permitiría añadir hasta 6.000 viviendas en el barrio. Según anunció la alcaldesa, para “mejorar la cohesión social del barrio”.

 

 

 

 

Las mismas fuentes socialistas consultadas apuntan la evidencia de la falta de oferta de vivienda, especialmente social, en la capital catalana, aunque explican que hay zonas de la ciudad donde se puede situar sin afectar al 22@, como la antigua cárcel La Modelo, cerrada en 2017, o el ámbito de La Sagrera. Además, también señalan el nuevo barrio de La Marina del Prat Vermell, ubicado entre el puerto y Montjuïc.

 

La voluntad de cambiar el desarrollo del 22@ cristalizó en noviembre de 2018 con la presentación del documento Hacia un Poblenou con un 22@ más inclusivo y sostenible, firmado por el consistorio, el tejido asociativo de la zona, las universidades y las asociaciones empresariales. El texto recogía la voluntad de “marcar una hoja de ruta a desarrollar por el Ayuntamiento de Barcelona que guíe la transformación futura del Poblenou, buscando un reequilibrio que permita complementar los diferentes intereses sociales, vecinales y económicos”.

 

Además de revisar el porcentaje de suelo destinado a actividades económicas, el equipo de Colau en el Ayuntamiento de Barcelona también estaría estudiando la posibilidad de desafectar una la zona más próxima al Poblenou, que cuenta con una morfología urbana diferente a la del resto del 22@ y revisar el plan especial de Patrimonio Industrial para incorporar nuevos elementos que impedirían el cambio de uso urbanístico y, por lo tanto, la reconversión a suelo destinado a oficinas.

 

 

Un proyecto de éxito

Las tensiones entre la formación de Colau y el equipo de Collboni tienen como telón de fondo uno de los proyectos más emblemáticos de los socialistas en la ciudad, que ha resultado un éxito económico y empresarial.

 

El proyecto del 22@ nació en el año 2000, bajo el mandato del socialista Joan Clos en el Ayuntamiento de Barcelona. En este sentido, el PSC fue el gran valedor de la reconversión de 200 hectáreas de suelo industrial en desuso en el distrito de Sant Martí en suelo destinado a oficinas para impulsar la innovación y la tecnología.

 

Desde entonces, el distrito tecnológico barcelonés ha conseguido atraer a más de 5.000 empresas que dan trabajo a más de 60.000 profesionales. Además, la asociación 22@ Network calcula que hasta 2022 el distrito creará 25.000 nuevos puestos de trabajo.

 

 

 

 

Estos datos chocan con la disponibilidad de oficinas en la zona, que a cierre de 2019 era de tan sólo el 1,7% según datos de Savills Aguirre Newman, a pesar de concentrar el 42% del total de nuevos metros cuadrados de oficinas construidos en la ciudad en 2019. Esto ha provocado que prácticamente la mitad de la oferta que saldrá en el mercado durante 2020 esté prealquilada.

 

 

Además, la previsión es que el 68% de los proyectos de nuevos inmuebles para espacios de trabajo se concentren en el 22@ en los tres próximos años. Por otro lado, el 54% de la inversión récord registrada en oficinas en la capital catalana en 2019 fue en el distrito tecnológico.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...