Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

08 Mayo 2021F09.49h

C

Mercado

Por M. Tamayo
22 Mar 2021
F04.55h

Olvier Rapf (Bpie): “Las empresas tienen que ponerlo más fácil para que los ciudadanos elijan renovar sus viviendas”

El director ejecutivo de Building Performance Institute Europe (Bpie) apunta a que los los estados miembros conseguirán la neutralidad climática en el parque inmobiliario en 2050.

Olvier Rapf (Bpie): “Las empresas tienen que ponerlo más fácil para que los ciudadanos elijan renovar sus viviendas”

 

 

La hoja de ruta para la rehabilitación de edificios toma forma. Olvier Rapf, director ejecutivo del Building Performance Institute Europe (Bpie), se muestra positivo sobre la estrategia de los diferentes estados miembros de la Unión Europea para alcanzar la neutralidad climática del parque de vivienda en 2050, pese a la falta de detalle de diversos países en sus hojas de ruta.

 

Además, Rapf apunta que los fondos europeos son una oportunidad para los estados y que pueden impulsar todavía más las políticas de rehabilitación, usándolas como palanca para la reactivación económica. “Es una oportunidad única para hacer converger los dos puntos y aumentar el presupuesto destinado a la renovación de edificios”, sostiene. Ahora bien, advierte de que “las empresas tienen que ponerlo más fácil para que los ciudadanos elijan renovar sus viviendas”.

 

Pregunta: El objetivo de la directiva europea es conseguir la neutralidad climática en 2050, ¿se conseguirá?

Respuesta: Es un objetivo muy realista que tengamos un parque de vivienda neutro en emisiones de carbono para 2050, y puede que incluso antes. Porque hemos visto grandes inversiones y las innovaciones tecnológicas se lo están tomando muy en serio. Soy optimista, pero tenemos que asegurarnos de que las empresas del sector inmobiliario trabajan conjuntamente con inversores y la administración para conseguirlo. No es algo que pase de la noche a la mañana, necesitamos que todos los actores de la cadena de valor colaboren.

 

P.: ¿Están las empresas involucradas en lograr este objetivo?

R.: No diría que no lo estén, pero las empresas tienen que ponerlo más fácil para que los ciudadanos elijan renovar sus viviendas. Tienen que ofrecer ofertas de servicios integrales por los que los propietarios de los inmuebles puedan ir a una sola empresa a realizar todo el proceso de renovación y no tenga que coordinar todos los procesos. Si eso se acompaña con una garantía de que los inmuebles van a gastar menos energía y por lo tanto serán más económicos, es más probable que los propietarios opten por realizar renovaciones.

 

 

 

P.: ¿Cómo pueden los estados potenciar que las empresas realicen estas políticas?

R.: Los países pueden ofrecer incentivos para que las empresas sean más innovadoras en sus servicios. Estos incentivos pueden ir desde el apoyo económico para realizar cursos a las bonificaciones fiscales. Los gobiernos deberían desarrollar unas campañas de apoyo específicas para esta materia.

 

P.: Muchas de las políticas de los estados como España pasan por renovar primero los edificios residenciales ¿Es más efectivo?

R.: No es más efectivo, todos tendrán que ser renovados. Aún así, muchos estados apuestan por renovar esa área porque cuentan con más información sobre las viviendas, pero no porque sea más positivo, más bien lo contrario. Renovar edificios públicos como escuelas u hospitales es muy importante y debería estar en el foco de las estrategias.

 

P.: La mayoría de países ponen el foco en la descarbonización antes que en la eficiencia energética de los edificios. ¿A qué se debe?

R.: Por nuestros análisis sabemos que es importante que los países tengan en cuenta ambas políticas. Además, que los edificios se nutran solamente de energía renovable será más fácil si son eficientes energéticamente, ya que gastarán menos. Pero cada país o región cuenta con unas características climáticas distintas y debe adaptar sus objetivos a ello. Por eso es tan importante que contemos con planes detallados que informen de las inversiones exactas que requerirán las medidas.

 

P.: ¿Para los países del sur de Europa con climas más cálidos será más fácil la renovación?

R.: No tienen porqué ser más fácil, pero está claro que España y Suecia no pueden contar con la misma estrategia porque tienes climas diferentes y tendrás diferentes necesidades de ventilación y calefacción y acceso a diferentes fuentes de energía. La meta es la misma, pero el camino para llegar hasta ella es diferente para cada país.

 

 

 

 

P.: Desde el instituto apuntan que hay una falta de detalle en la mayoría de las estrategias de los estados miembros. ¿Los planes se acabarán desarrollando como están planteados?

R.: Espero que sí, aunque es cierto que gran parte de las estrategias que hemos analizado requieren una mejora. Estos planes tienen que ser la base para desarrollar políticas, inversiones y construcciones de edificios, así que son una condición necesaria para alcanzar los objetivos. Por eso, recomendamos a los países que no han obtenido una buena puntuación en nuestro último informe que revisen sus estrategias. Creo que los Gobiernos son muy conscientes de que sin un esfuerzo significativo en el sector de la construcción no se podrá conseguir una reducción de la emisión de gases de efecto invernadero.

 

P.: ¿Cómo ha afectado el Covid-19 a la planificación de estas estrategias?

R.: El límite para finalizar los planes finalizó con la llegada del Covid-19 en Europa, así que no habría por qué esperar que los cambios provocados por la pandemia entren en las estrategias de los estados. Aun así, la política de renovación ha cambiado de horizonte debido a los fondos europeos Next Generation. Ahora, los estados tienen que alinear la estrategia de recuperación tras el Covid-19 con su estrategia de rehabilitación de edificios. La renovación del parque inmobiliario puede ser una medida muy potente para reactivar la economía. Los estados tienen que presentar sus planes de recuperación económica tras el Covid-19 a la Comisión Europea en abril, así que es una oportunidad única para hacer converger los dos puntos y aumentar el presupuesto destinado a la renovación de edificios.

 

P.: Acuerdos climáticos como el de Kyoto o el de Marruecos agotan el plazo sin llegarse a cumplir ¿Puede ser el caso de la directiva europea?

R.: La directiva europea es una ley y hay que cumplirla. Europa se ha comprometido a hacerlo, y cuando hablamos de Europa no es un ente anónimo en Bruselas, son todos los estados miembros. Claro que es un objetivo que puede no cumplirse, pero espero que sí lo haga, porque los objetivos de 2020 se han cumplido y en los últimos meses se ha entendido aún más que no nos podemos permitir no conseguirlos.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...