Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

02 Junio 2020F22.30h

C

Mercado

Por Marc Vidal Ordeig
13 Feb 2020
F04.54h
Relacionados
Temas

Samuel Población (Cbre): “El sector no tiene capacidad para construir las viviendas que necesita el mercado”

El director nacional de residencial y suelo de la consultora asegura que las administraciones deben crear más suelo finalista agilizando los trámites para el cambio.

Samuel Población (Cbre): “El sector no tiene capacidad para construir las viviendas que necesita el mercado”

Samuel Población, director nacional de residencial y suelo de Cbre, asegura que el real estate “no tiene capacidad para construir las viviendas que necesita el mercado”, ya que, tras la crisis, “no hay mano de obra, ni empresas constructoras ni empresas auxiliares que lo puedan hacer”. Además, reclama que las administraciones faciliten y agilicen el cambio de uso de los suelos para poder crear más oferta residencial.

 

Pregunta: Promotoras y fondos reclaman que se movilice suelo público para aumentar la oferta de vivienda. ¿Es la mejor opción para controlar el aumento de precios?

Respuesta: La administración pública, tanto a escala nacional, como autonómico como local, tiene diferentes vías para ampliar la oferta de suelo, puede enajenar suelo vía subasta y puede aumentar la oferta de suelo en venta para que los promotores puedan construir para vender o para alquilar, por ejemplo. Esto aumentaría la oferta, lo que haría que las promociones fueran más competitivas y accesibles para el público. El suelo finalista es un bien escaso y se debe crear más. Aquí la administración pública tiene mucho que decir porque la administración pública es el mayor propietario de suelo en España.

 

P.: ¿A pesar de que el Tribunal Constitucional ha anulado la disposición del Real-Decreto ley sobre vivienda que alentaba a la esta colaboración público-privada?

R.: Los derechos de superficie han existido siempre. Creo que la vía es bastante acertada para desestresar el mercado del alquiler en aquellos mercados más tensionados.

 

P.: ¿Las administraciones públicas deberían tener un papel más activo en la promoción de vivienda protegida?

R.: Desde luego. Sobre todo, facilitando y agilizando los trámites de licencias para levantar nuevos activos. La construcción de vivienda nueva se demora tanto porque puedes tardar años en transformar suelo. El Ayuntamiento de Madrid es el principal promotor de la ciudad y esto debería servir de ejemplo al resto de administraciones.

 

 

 

 

P.: ¿Qué papel puede tener el build-to-rent en el mercado del alquiler? ¿Ayudará a reducir los precios?

R.: Sobre todo facilitará el acceso a la vivienda de alquiler en las áreas con más demanda. Y, por lógica, a más oferta, bajaran las rentas. De todos modos, en Madrid se debe incrementar mucho la oferta porque el mercado es muy grande y no hay suficientes empresas que se dediquen al alquiler residencial. Sólo el 5% del alquiler pertenece a empresas y hay que ampliar este porcentaje. Y la mejor manera de hacerlo es creando los activos desde cero a partir del built-to-rent.

 

P.: El mercado residencial se frenó durante el verano. ¿Los cambios normativos son la única explicación?

R.: La nueva ley hipotecaria influyó, aunque el ritmo de ventas de los últimos años se ha racionalizado y ahora es más lógico. Se ha ralentizado el crecimiento porque hay más oferta, no es nada preocupante.

 

P.: ¿El mercado tiene margen para volver a acelerar o hemos llegado al punto álgido del ciclo?

R.: Estimamos que la demanda de obra nueva está en 140.000 unidades al año, pero no hay capacidad para construirlas. El problema es que el sector no tiene capacidad para construir las viviendas que necesita el mercado. No hay mano de obra, ni empresas constructoras ni empresas auxiliares que lo puedan hacer.

 

 

 

 

P.: ¿Qué papel tiene la sostenibilidad en el mercado residencial?

R.: Es muy importante. El comprador objetivo cada vez está más concienciado y valora mucho que una vivienda sea eficiente y sostenible. Además, la sostenibilidad supone un ahorro de costes. Es una necesidad sine qua non. Las promotoras que no hagan viviendas sostenibles no serán competitivas.

 

P.: ¿El inquilino final está dispuesto a pagar más para tener una vivienda sostenible?

R.: La construcción de viviendas sostenibles es un poco más cara, pero al final acaba siendo una exigencia de la normativa pura y dura. La elasticidad del precio para el comprador final es la que es y es el promotor el que se debe adaptar para que la demanda pueda acceder a la vivienda.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...