Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

26 Noviembre 2020F10.58h

C

Empresa

Por D. Punzano / M. Vidal
13 Oct 2020
F05.00h

Cien residencias al año durante treinta años: el sector ‘senior’ se dispara por el envejecimiento

En 2050, uno de cada tres españoles tendrá más de 64 años. El mercado necesitará 400.000 nuevas plazas para ancianos durante las próximas tres décadas para dar respuesta a las necesidades de la población.

Cien residencias al año durante treinta años: el sector ‘senior’ se dispara por el envejecimiento

 

 

El sector senior se dispara ante el envejecimiento de la población. Durante los próximos treinta años, España necesitará abrir cien residencias para la tercera edad al año para dar respuesta a las necesidades residenciales que irán asociadas al progresivo envejecimiento de la sociedad. Si no se sumara ningún nuevo activo al mercado hasta 2050, la escasez de camas afectaría a 400.000 personas, según un informe de la consultora PwC y la Federación Española de la Dependencia (FED).

 

En 2018, el mercado residencial para la tercera edad en España contaba con 381.000 plazas disponibles divididas en 5.649 activos. Además, hay 270 nuevos centros residenciales proyectados, que sumarán más de 25.000 plazas, el 61% de las cuales serán privadas. A pesar de estos números, actualmente, el sector ya sufre un déficit de alrededor de 66.000 camas.

 

En concreto, la demanda de este tipo de servicios alcanzará 785.000 plazas en un plazo de treinta años para cubrir las estimaciones demográficas del Instituto Nacional de Estadística (INE) y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

 

 

 

El mercado ya ha reaccionado a este incremento de la demanda de plazas residenciales para la tercera edad y en 2019 la inversión se duplicó hasta alcanzar 300 millones de euros. Además, el sector generó 4.500 millones de euros en actividad económica.

 

Sin embargo, a pesar del incremento de las plazas en residencias para la tercera edad, que entre 2005 y 2018 se situó en el 2,2% media anual, la inversión en España continúa por debajo respecto a otros países de Europa.

 

El informe destaca que las inversiones inmobiliarias en el sector de las residencias para mayores para la tercera edad en Europa alcanzaron un volumen récord de 7.300 millones de euros en 2019. Suecia, Holanda y Finlandia son los tres países que más inversión inmobiliaria destinan en geriátricos en función de la población mayor de 64 años por euros por persona, más de 350 euros por persona mayor. 

 

 

 

 

Por su parte, la inversión por persona el mercado español de 33 euros, un tercio de Alemania y mismo importe que Francia. Aunque la cifra es aún baja, la entrada de los últimos años de empresas especializadas en activos residenciales inmobiliarios y la llegada de nuevos operadores ha cambiado el panorama inversor.

 

El incremento en la demanda de este tipo de activos vendrá impulsado por el acelerado envejecimiento de la sociedad española. Actualmente, España se sitúa en la decimoséptima posición en porcentaje de mayores de 64 años en la Unión Europea, mientras que las previsiones pasan por escalar hasta la cuarta plaza, sólo por detrás de Italia, Grecia y Portugal.

 

 

Las nuevas opciones residenciales, en auge

 La tercera edad no es el único colectivo que ha despertado el interés de los inversores a la hora de ofrecer alternativas habitacionales. En este sentido, la inversión en residencias de estudiantes o en espacios de coliving ha ido creciendo en los últimos años y no se ha visto afectada por la crisis del coronavirus.

 

 

 

 

A pesar de las restricciones en la movilidad, las residencias de estudiantes han mantenido el tirón y la ocupación sólo se ha visto afectada en aquellos activos que estaban muy enfocados al mercado de los estudiantes internacionales. Estos universitarios representan un 20% del colectivo estudiantil en España, aunque generalmente optan por pisos compartidos.

 

En este sentido, el sector prevé incrementar el parque de plazas en residencias universitarias en 25.000 camas en los próximos tres años para dar respuesta a un mercado estimado en 500.000 personas que a principios de año contaba con 94.000 plazas.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...