Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies
Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

27 Mayo 2020F14.26h

C

Mercado

Por Marc Vidal Ordeig
19 Mar 2020
F04.54h
Relacionados

Anna Gener (Savills Aguirre Newman): “La recuperación en el ‘real estate’ será en forma de U”

La presidenta y consejera delegada de Savills Aguirre Newman Barcelona asegura que los fundamentales del sector estaban registrando muy buenas cifras, por lo que la actividad inversora habitual regresará.

Anna Gener (Savills Aguirre Newman): “La recuperación en el ‘real estate’ será en forma de U”


Anna Gener es presidenta y consejera delegada de Savills Aguirre Newman Barcelona y cuenta con una amplia experiencia en la consultoría inmobiliaria. En su opinión, la actividad económica sufrirá una “fuerte contracción” en el segundo trimestre, aunque se recuperará en el tercero ya que las consecuencias sobre la economía son, opina, “transitorias”. En este sentido, explica que el sector inmobiliario se va a recuperar en forma de U, ya que “es probable que se difieran las decisiones inmobiliarias que no respondan a una necesidad perentoria”

 

Pregunta: En una frase, ¿cómo es la situación que estamos viviendo?

Respuesta: Estamos ante una profunda crisis sanitaria que está poniendo a prueba la capacidad de nuestro sistema de sanidad. La contención de la enfermedad está acarreando, de manera transitoria, graves consecuencias sobre la economía. Es previsible un segundo trimestre de fuerte contracción y un tercer trimestre de recuperación de la actividad económica.  

 

P.: ¿Cómo está reaccionando el real estate ante la crisis? 

R.: Antes del estallido de la emergencia sanitaria, el sector inmobiliario en España se hallaba en un gran momento. Los fundamentales inmobiliarios como la absorción, la tasa de disponibilidad o la evolución de las rentas estaban registrando muy buenas cifras, tanto en el segmento de oficinas, como en el de logística. Dado que no nos hallamos ante una crisis estructural, prevemos que, tras unos meses de atonía, la actividad inversora regrese a los volúmenes habituales. 

 

P.: ¿Qué pueden hacer las empresas en las próximas semanas? 

R.: Nuestro tejido empresarial está conformado mayoritariamente por pymes, empresas que son especialmente vulnerables a las situaciones de crisis de liquidez. Ante la imposibilidad de pagar las nóminas, muchas empresas se verán abocadas a realizar reducciones de personal. Hay que tomar medidas que protejan la supervivencia de las empresas que se encuentran con problemas circunstanciales de flujos de caja. Debemos proporcionarles el aire suficiente para superar el shock y poder así, recuperar la actividad y los niveles de empleo. 

 

 

 

 

P.: ¿El sector está más preparado para la crisis que en 2008?

R.: Actualmente estamos en una crisis coyuntural, una situación radicalmente distinta a la que vivimos en 2008, que se inició con una crisis bancaria, que se convirtió en sistémica. A día de hoy, contamos con un sector bancario saneado y preparado para ejercer su función de financiador de nuestro tejido empresarial. En cuanto a factores endógenos del sector inmobiliario, la situación también es diferente. Estamos mucho más profesionalizados, sólo hemos promovido producto inmobiliario que atiende a los requerimientos de la demanda y el nivel de endeudamiento general es sano. Por todo ello, soy optimista en cuanto a la capacidad de recuperación del real estate, una vez hayamos superado la crisis sanitaria. 

 

P.: Cuando se recupere la normalidad, el mundo será diferente. ¿Qué cambios puede haber en el sector inmobiliario? 

R.: Lo que estamos viviendo tendrá importantes consecuencias en nuestro sector, ya que los espacios inmobiliarios son un reflejo del modo de vivir y de las necesidades de nuestra sociedad, según cada momento histórico. Durante el confinamiento estamos aprendiendo a trabajar de un modo diferente, y en cuanto regresemos a la normalidad, se producirán cambios importantes en la cultura organizacional: el presencialismo queda tocado de muerte, y el método de trabajo flexible se instaurará de manera irreversible. Esto repercutirá en el diseño de las oficinas y de los hogares, así como en la imprescindible digitalización de todos los espacios que ocupemos; la tecnología se ha erigido como nuestro gran aliado. En el diseño interior de las oficinas, abandonaremos la idea de que un trabajador debe tener mesa propia; el método de trabajo flexible hará innecesarios muchos puestos de trabajo, lo que hará mucho más eficiente la contratación de metros cuadrados. Durante estos días de confinamiento, también hemos tomado plena consciencia de la importancia de la interacción humana dentro de una organización. Estoy convencida de que los futuros diseños de arquitectura interior contemplarán espacios cuyo único objeto sea la interacción social; lugares donde charlar, relajarse y divertirse. Otro aspecto que se ha puesto de relieve es que la compra online es un fenómeno imparable, porque resuelve necesidades relevantes y a veces, urgentes. Esto tiene implicaciones inmobiliarias, en cuanto a la necesidad de proveer a los principales núcleos urbanos de más plataformas logísticas a su servicio, y también de pequeños almacenes en centro ciudad, para dar servicio al tramo final de la entrega, de manera más eficiente.  

 

P.: El segmento comercial será el más perjudicado, ¿cómo se podrá recuperar?

R.: El retail ya se hallaba en un momento de reinvención con anterioridad a la crisis del Covid-19, por un decaimiento de actividad. En mi opinión, esta crisis puede suponer una oportunidad para poner en valor la experiencia de compra offline. Los espacios comerciales ofrecen una vivencia que jamás podrá ofrecer el comercio electrónico. Tras el necesario confinamiento, seremos capaces de apreciar más que nunca la experiencia que ofrece la compra en un comercio físico. 

 

 

 

 

P.: El sector residencial había tardado una década en recuperar la velocidad de crucero. ¿Los plazos serán más cortos tras el coronavirus? 

R.: Para analizar la evolución del segmento residencial deberemos estar muy atentos al nivel empleo que se alcance tras la crisis. Si logramos recuperar los puestos de trabajo con rapidez, las decisiones de adquisición de vivienda van a retomarse al nivel en el que nos encontrábamos. 

 

P.: ¿Prevé una recuperación en forma de V en los distintos segmentos del sector? 

R.: En general, preveo una recuperación en forma de U, ya que es probable que se difieran las decisiones inmobiliarias que no respondan a una necesidad perentoria. En cambio, donde preveo una recuperación rápida es en las cifras de inversión profesional, pues seguirá habiendo mucha liquidez en el mundo con deseo de ser invertida en el inmobiliario, máxime en una situación de gran volatilidad de los mercados financieros y de tipos de interés en mínimos históricos. 


Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...