Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

08 Mayo 2021F09.38h

C

Mercado

Por M. Tamayo
26 Abr 2021
F04.58h

El ‘open space’ ha muerto: ‘hot’, ‘cool’ e ‘in-between’ en la oficina post-Covid

Ante el Gran Retorno a las oficinas, el estudio californiano de arquitectura Clive Wilkinson, impulsores del open space plantea nuevos modelos de espacios que se adapten al nuevo paradigma laboral.

El ‘open space’ ha muerto: ‘hot’, ‘cool’ e ‘in-between’ en la oficina post-Covid

 

 

“Tras un año de incertidumbre en pandemia, dos cosas están claras: la oficina va a sobrevivir, pero nunca será como antes”. Así presenta su estudio sobre los nuevos modelos de oficinas el estudio de arquitectura Clive Wilkinson con sede en California, impulsores durante año del concepto open space, ahora sostiene que un nuevo modelo de trabaja entre el work anywhere y el 100% in-office requiere de una nueva arquitectura.

 

Creador de oficinas de compañías como Google o Microsoft que en sus inicios abanderó el diseño de oficinas abiertas, Clive Wilkinson se ha propuesto detectar las nuevas necesidades del trabajo post-pandemia y crear un diseño ideal para cada situación. La nueva distribución de espacio para los trabajadores viene de los nuevos roles.

 

Para los arquitectos existen tres tipos de trabajadores en la era post Covid-19: anclas, conectores y navegadores, y cada uno de ellos requiere un tipo de espacio que dé respuesta a sus necesidades.

 

Mientras que los anclas permanecen en la oficina el total de su jornada y necesitan sitios tranquilos para trabajar, los navegadores pasan por la sede de su empresa muy raramente y cuando lo hacen es para realizar reuniones o interaccionar, así que requieren espacios donde se potencie la comunicación. En medio se encuentran los conectores, que dividen su tiempo entre la oficina y el teletrabajo.

 

 

 

 

Los arquitectos señalan que, para todos ellos, la oficina tiene objetivos renovados tras el Covid-19. Al espacio compartido de trabajo los diseñadores le piden que cubra con creces aquello que tanto ha faltado durante el confinamiento: colaboración, encuentros fortuitos y conexión con la comunidad. Para ello, Clive Wilkinson ha desarrollado diseños para tres tipos de espacio: activos, quietos y transiciones.

 

 

 

Hot spaces

Para que se convierta en el centro de la oficina y funcione de condensador social entre los trabajadores los arquitectos proponen el diseño en forma de plaza. En este espacio se puede trabajar, socializar, comer, ir a por café o atender eventos. Esta sala busca convertirse en el corazón de la oficina y conectar a todo tipo de trabajadores.

 

Para otras actividades que requieran de una alta concentración de personas, el estudio propone el diseño de una sala multifunción, preparada para grandes sesiones de reuniones. Pero todavía afinan más con otros dos diseños preparados para la interacción: la sala de pitch, preparada para conseguir un efecto wow entre los espectadores de la exposición, y un hub de co-creación, un espacio preparado para realizar tormentas de ideas.

 

 

Cool zones

Explotar la interacción no debe olvidar el trabajo individual y los trabajadores tipo ancla van a necesitar zonas tranquilas para desarrollar su trabajo diario. Para ello, los arquitectos proponen crear una sala con escritorios que sean cómodos, organizados en bloques de 25 rechazando el modelo de oficina abierta que deja poco espacio a la concentración.

 

Para suplir las ventajas de la oficina abierta, Clive Wilkinson propone la creación de una sala librería, donde aún reine el silencio y haya hueco para la concentración, pero sea posible el trabajo en equipo. Los otros espacios tranquilos que propone el estudio son cabinas insonorizadas para conversar o realizar videollamadas y una sala de bienestar donde poder descansar en silencio.

 

 

In-between

En la nueva oficina no todo es blanco o negro, y los arquitectos también han dejado hueco para las transiciones. El primer diseño del bloque es para la recepción, la tarjeta de presentación de la oficina. Para este espacio propone dos zonas de recepción diferenciadas una donde se realicen controles de identidad y seguridad y otra donde empleados y visitantes puedan interactuar.

 

Una vez dentro de la oficina los arquitectos proponen la creación de un oasis con zonas interiores y exteriores que incorpore verde para ayudar a aliviar la fatiga mental. Para dentro de la oficina uno de los espacios que ha diseñado el estudio es la avenida, una zona multifuncional y dinámica para la circulación que potencie los encuentros fortuitos y donde los trabajadores de navegadores y conectores puedan encontrarse.

 

La zona cuenta con espacios de trabajo informales donde instalar el ordenador para charlas pre-reuniones o concretar charlas fortuitas. Además, este espacio cuenta con taquillas y puntos de almacenamiento para que sea el primer espacio de entrada y salida. Por último, Clive Wilkinson propone la creación de cabinas para las conversaciones one-to-one.

 

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...