Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies
Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

22 Febrero 2020F15.22h

C

Residencial

Por M. V. O.
03 Feb 2020
F04.54h

‘Build-to-rent’, año 1: más de 1.500 millones de inversión para profesionalizar el alquiler

Fondos de inversión y promotoras se lanzan a la construcción de viviendas proyectadas desde un primer momento al alquiler, un mercado que levantó más de 1.500 millones de euros en 2019.

‘Built-to-rent’, año 1: más de 1.500 millones de inversión para profesionalizar el alquiler

Sea por un cambio social o por la imposibilidad de poder ahorrar lo suficiente para hacer frente al pago de una entrada para la compra de una vivienda, el mercado residencial de alquiler ha aumentado su tamaño en España en los últimos años, hasta alcanzar el 23,9% de las viviendas a cierre del tercer trimestre de 2019, según datos del Gobierno de España.

 

Este crecimiento ha llamado la atención a fondos de inversión y promotoras, que han visto en el residencial de alquiler una manera de mejorar la rentabilidad del parque de viviendas, un mercado que en España está muy poco profesionalizado. Actualmente, menos del 5% de los pisos en arrendamiento pertenecen a empresas.

 

Ante la necesidad de ampliar este mercado, fondos y promotoras están apostando por crear un nuevo parque de viviendas de alquiler desde cero, de manera que se pueda adaptar el diseño de los espacios a las necesidades de los inquilinos.

 

 

El ‘build-to-rent’ levantó más de 1.500 millones de euros en 2019

 

 

Además, tal y como explica la directora de Azora, Concha Osácar, “en ciclos anteriores la vivienda que las empresas del real estate destinaba al alquiler era la que no había podido vender”, mientras que ahora las compañías del sector proyectan estos inmuebles desde el principio, lo que les permite adaptarlos a las necesidades de sus usuarios.

 

En este sentido, las viviendas acostumbran a ser más pequeñas, con una o dos habitaciones, y los edificios cuentan con más espacio destinado a zonas comunes, como espacios de coworking o gimnasios, además de servicios de conserjería o, incluso, de limpieza de los hogares.

 

El crecimiento del build-to-rent ha sido tal, que la consultora Savills Aguirre Newman estima que la inversión en este segmento durante 2019 ha superado los 1.500 millones de euros en el mercado español impulsada por “la búsqueda de fuentes de ingresos seguras” de los inversores y por una mayor rentabilidad de los activos.

 

 

Las promotoras se lanzan al mercado

La promotora catalana Corp fue una de las primeras empresas del real estate español que apostó por la construcción de viviendas de alquiler. En enero de 2019 anunció que se retiraba de la promoción para venta tras alcanzar un acuerdo con Scranton, el vehículo inversor de la familia Grifols, para invertir 600 millones de euros en la construcción de 2.700 viviendas de alquiler en Barcelona bajo la marca BeCorp.

 

Corp ha sido seguida por algunas de las principales promotoras de España en su apuesta por el build-to-rent. Metrovacesa anunció en mayo de 2019 una alianza con el fondo Ares Management para destinar 29 millones de euros para construir 121 viviendas destinadas al arrendamiento en Madrid.

 

Otras grandes cotizadas como Aedas, Grupo Lar o Realia también se han lanzado al residencial del alquiler. La promotora liderada por David Martínez anunció la venta de una cartera de 1.300 viviendas en arrendamiento con la que preveía obtener unos beneficios de 325 millones de euros. Además, en abril de 2019 anunció un acuerdo con Ares para levantar 500 viviendas para arrendar en el área metropolitana de Madrid.

 

Por su parte, la empresa dirigida por Miguel Pereda entró en este segmento con una promoción de 66 viviendas en Valladolid y la previsión de levantar 5.000 pisos en arrendamiento hasta 2025; mientras que Realia anunció la puesta en el mercado de 85 inmuebles en Tres Cantos (Madrid) durante el primer trimestre de este año.

 

 

Ares lidera la inversión

Precisamente Ares ha sido el grupo inversor que más ha apostado por el build-to-rent en el mercado español. El fondo estadounidense levantó durante 2019 un total de 1.800 millones de euros para destinar en el mercado europeo que tenía entre sus principales objetivos el mercado residencial español.

 

Además del acuerdo con Aedas, el fondo también firmó un acuerdo con Metrovacesa para construir 121 viviendas en Madrid por 29 millones de euros. La última alianza del fondo ha sido con la promotora Momentum, con la intención de levantar más de 220 viviendas con una inversión total de 38 millones de euros, según avanzó EjePrime.

 

Además, Ares ha iniciado 2020 con el anuncio de la creación de una socimi especializada en el residencial de alquiler. La nueva compañía prevé contar con una cartera de edificios build-to-rent valorada en 700 millones de euros 

 

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...