Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

08 Mayo 2021F09.32h

C

Residencial

Por B. Badrinas
08 Mar 2021
F05.00h

El Ayuntamiento de Madrid captará 400 viviendas en usufructo para alquiler hasta 2023

La sociedad pública Emvs cuenta con un presupuesto de 30 millones para aumentar el parque de viviendas en alquiler durante esta legislatura. “Esperamos llegar a 400 viviendas en usufructo gestionadas al final del mandato”, dice el concejal de vivienda de Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid sumará 400 viviendas en usufructo para el alquiler al final de la legislatura

 

Mas vivienda social en alquiler. El Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha el programa Reviva para captar de aquí al final de la legislatura, en 2023, 400 viviendas en usufructo y destinarlas a alquiler social, es decir, que el inquilino no pague más del 30% de su renta por ese arrendamiento. Para ello cuenta con ayudas que van desde los 150 euros a los 900 euros al mes por familia.

 

Se trata de un modelo por el que los propietarios con viviendas vacías las ceden por un periodo mínimo de cuatro años a la sociedad pública Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (Emvs), que pasa entonces a gestionar su alquiler.

 

El Ayuntamiento de Madrid descarta la subvención directa para facilitar el acceso a una residencia, según explica a EjePrime el director del Área de gobierno de Vivienda, Álvaro González. Todas las políticas sociales para facilitar el acceso a una residencia se enmarcan dentro de la Emvs, que González preside en su condición de concejal de Vivienda.

 

“Creemos que las subvenciones directas pueden interferir en el mercado libre y, por esta razón, todas nuestras actuaciones se dan dentro de la Emvs”, explica González. La sociedad pública cuenta con un presupuesto de 30 millones de euros hasta final de legislatura, en 2023, para facilitar el acceso a una vivienda en alquiler.

 

Una de las patas principales del plan es el programa Reviva, que busca captar viviendas vacías para ponerlas de nuevo en el mercado. Así, el propietario deja en usufructo por un periodo mínimo de cuatro años la vivienda a la EMVS que se encarga de alquilarla por un mínimo de 450 euros mensuales y de garantizar una renta desde el primer mes. Además, si la casa está en mal estado, la sociedad pública adelanta un coste de hasta 45.000 euros en obras a un tipo de interés del 0% y a descontar de las rentas de alquiler que el propietario recibirá mensualmente.

 

“Nuestro objetivo es alcanzar las 400 viviendas a final de legislatura bajo esta fórmula”, explica González. Las viviendas van a parar a una bolsa gestionada por la EMVS, que las adjudica a los ciudadanos que las demandas. “Nunca pagarán por el alquiler de estas viviendas más del 30% de sus ingresos”, sostiene González.

 

 

El programa para inquilinos, que se presenta con el nombre de Bono Vivienda, puede llegar a otorgar ayudas de un máximo de 900 euros al mes, en función de los ingresos y el número de miembros de la familia, y un mínimo de 150 euros al mes. Para acceder a estas ayudas el solicitante debe llevar empadronado un mínimo de cinco años en Madrid y tener unos ingresos brutos por unidad familiar de entre 32.200 y 88.200 euros.

 

“Estamos revisando estas cantidades, pero el programa está para ayudar a todas las familias, también las numerosas”, sostiene González. En cualquier caso, el concejal subraya que las ayudas se dan dentro de un programa de la Emvs. “No es un cheque vivienda, que puede distorsionar el mercado al pasar automáticamente a los precios y, por eso, sólo ofrecemos ayudas en el marco de la Emvs”, afirma.

 

Otra fórmula que la entidad pública está impulsando para facilitar el acceso a una vivienda es el programa Confianza Joven, que anticipa a los menores de 35 años la fianza de un mes que el propietario solicita para arrendar una vivienda. “El arrendador debe ingresar la fianza en la Emvs, tal y como marca la ley”, recuerda González, que explica que los inquilinos disponen entonces de 24 meses para, sin ningún tipo de interés, devolver ese dinero a la entidad pública.

 

 

Más allá de estos programas y para personas con más dificultades, la EMVS adjudicó el año pasado 650 viviendas protegidas nuevas. “Somos la mayor promotora pública de España y, actualmente, tenemos en marcha 31 promociones en diferentes fases que suman 2.878 viviendas”, asegura González. Aunque la mayor parte de las viviendas son para la venta protegida, una parte cada vez mayor se destina al mercado de alquiler social.

 

Finalmente, el concejal de Vivienda del Ayuntamiento de Madrid recuerda que el consistorio también cuenta con un programa de compra de pisos en el mercado secundario para incrementar el parque público protegido. En lo que llevamos de legislatura, la Emvs ha adquirido con este fin 168 viviendas

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...