Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

25 Septiembre 2021F20.08h

C

Mercado

Por M. T.
15 Mar 2021
F04.56h
Relacionados

Industrialización y regeneración, las puntas de lanza de la innovación en el ‘real estate’

Veev, Icon o HOK son algunas de las diez empresas especializadas en el desarrollo urbano que han entrado en el ránking de empresas más innovadoras de 2021.


Industrialización y regeneración, las puntas de lanza de la innovación en el  ‘real estate’

 

 

Construcción industrializada, regeneración de espacios y materiales sostenibles. Estas son algunas de las técnicas que han llevado a empresas como Veev, LafargeHolcim o Icon a formar parte del ránking de las empresas de desarrollo urbanas más innovadoras de 2021, elaborado por Fast Company.


Desarrolladores e inversores del real estate han visto la ciudad vacía durante el año de la pandemia y tuvieron que innovar para sacar adelante proyectos que requerían una gran inyección de capital, materias primas y coordinación en la cadena de valor. Algunas compañías han aprovechado la incertidumbre para poner en marcha ideas transformadoras que van desde el reposicionamiento de activos a la aplicación de nuevas formas de construcción.


El primer clasificado es la empresa estadounidense Stablegold Hospitality, que ha apostado por la vivienda social y ha obtenido el reconocimiento “por tejer una red de seguridad para la vivienda en ciudades en dificultades”. La empresa alojó en hoteles en desuso y vacíos ciudadanos con bajos ingresos en Estados Unidos. La inmobiliaria también recalificó y rehabilitó activos comerciales para transformarlos en viviendas.


Stablegold Hospitality creó durante los primeros meses de pandemia una red de vivienda social en las ciudades que presentan mayores dificultados de alojamiento en el país norteamericano a través de la asociación con varias ONG, una línea de negocio que le ha permitido acabar el año en números negros. Otra de las innovaciones de la empresa fue la creación de un fondo de emergencia del alquiler para sus empleados.



 

 

El segundo clasificado del ránking es la empresa de construcción industrializada Veev. La compañía californiana es capaz de construir una casa reduciendo los costes de producción a la mitad y multiplicando por cuatro su velocidad. Prueba de ello fue la promoción construida durante la pandemia en la ciudad de San José, en California, que estuvo operativa en noventa días.


El podio de las empresas más innovadoras del sector lo completa LafargeHolcim, una de las mayores productoras de materiales de construcción del mundo. La empresa que se creó tras la unión de la francesa Lafarge y la suiza Holcim en 2015 ha desarrollado un material fuerte, barato y con baja emisión de dióxido de carbono, ya que se puede fabricar sin pasar por el horno de cocción, momento donde se emiten una alto número de gases contaminantes, bajo el nombre Durabric.

 

Otra empresa que se ha colado en la clasificación por innovar mediante materiales de construcción es Icon, la gran impulsora de las viviendas en 3D. La empresa estadounidense fabricó en marzo del pasado año seis viviendas de cuatrocientos metros cuadrados destinadas al alquiler sostenible en Austin (Estados Unidos) mediante la impresión en 3D y está colaborando con la Nasa en un proyecto de construcción de viviendas en la superficie lunar.



 

Los inversores también se han colado en el ránking de la innovación en el real estate. La firma Ascent Real Estate Capital ha potenciado la creación de un fondo de 58 millones de dólares para preservar 1.500 unidades de viviendas asequibles en la ciudad de Charlotte (Carolina del Norte) consiguiendo retornos “modestos pero consistentes”.


La rehabilitación urbana es una de las tendencias que marcó el año. La empresa japonesa Renoveru se encuentra entre las empresas más innovadoras del sector “por agilizar la renovación de viviendas desocupadas”. La compañía puso en marcha durante la pandemia una herramienta digital para proporcionar a los diseñadores acceso de vídeo en directo a la obra.


Empresas como Lendlease o HOK han optado por innovar a gran escala y plantear nuevos desarrollos urbanísticos con visión a largo plazo. La estadounidense HOK ha renovado una antigua zona industrial de 80 hectáreas, un proyecto en el que llevaba trabajando desde 2002 y ha aguantado sin problema el paso del tiempo. El complejo, ubicado en la ciudad de Saint Louis, en Misuri, cuenta con espacios de oficina, vivienda y comerciales.


Por su parte, la empresa australiana Leanlsease ha completado la construcción de nueve edificios carbon-neutral en la ciudad de Sydney. La clave del proyecto es que todos los edificios están conectados por una estructura central que dota de energía renovable a todos los activos.



Arquitectura de choque con vocación de futuro 

Muchos estudios de arquitectura vieron interrumpidos sus proyectos con la llegada de la crisis y los plazos de trabajo se retrasaron o suspendieron, pero algunos supieron adaptarse al presente con ideas transformadoras. Fast Company ha nombrado a Mass Design Group como el estudio de arquitectura más innovador del año por “aplicar su experiencia en los hospitales durante el pico de la pandemia”.


El colectivo estadounidense de arquitectos ya había diseñado hospitales en el país, y durante los primeros meses tras el estallido del Covid-19 en Estados Unidos ayudó a las instalaciones sanitarias a rediseñar sus espacios para adaptarlos a la pandemia.



 

 

El segundo puesto lo ocupa Studio Gang por “levantar viviendas asequibles en complejos residenciales de lujo”. El estudio inició el diseño del complejo residencial Mira en el centro de San Francisco, y convenció a los promotores para ampliar la superficie del complejo y sumar viviendas asequibles.


El Covid-19 también ha dejado espacio para grandes proyectos. El estudio estadounidense Diller Scofido+Renfro completa el podio de los arquitectos más innovadores del año por el diseño del museo Olimpico y Paralimpico de Estados Unidos ubicado en Colorado Springs, por “diseñar uno de los museos más accesibles del mundo”. Los arquitectos se propusieron levantar un edificio que fuera accesible para todos los visitantes. 

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...