Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Aceptar cookies

Diario de información económica del sector inmobiliario

25 Enero 2022F09.48h

C

Comercial

Por A.E
30 Dic 2021
F05.00h

2021, el año de la enésima reinvención de los centros comerciales

La resistencia y la adaptación han vuelto a marcar la actualidad de los centros comerciales en un año que comenzó de nuevo con cierres. En los próximos años, España volverá a desafiar el apocalipsis con casi una veintena de complejos nuevos.

Los centros comerciales han dado carpetazo a otro año marcado por la resistencia. El modelo, que lleva bajo cuestión desde que en Estados Unidos comenzara a hablarse del Apocalipsis Retail, fue el más golpeado por las restricciones en 2020 y volvió a serlo a principios de 2021, cuando varias comunidades autónomas ordenaron de nuevo el cierre para frenar una nueva ola de la pandemia.

 

Con la reapertura en todo el país ya entrado marzo, el tráfico comenzó a remontar lentamente, y hasta octubre acumulaba un alza del 14,2% en relación al mismo periodo del año anterior, según datos de ShopperTrak. Además, muchas tiendas abrieron con nuevas condiciones, después de intensas negociaciones de contratos durante todo 2020.

 

En este contexto, muchos operadores optaron por buscar nuevas vías para rentabilizar sus espacios y acometer reformas de calado para volver a atraer al cliente a los mallsSi antes de la pandemia el futuro apuntaba a centros cada vez más experienciales, en 2021 la estrategia de los gestores volvió a estar centrada en el comercio, aunque con mayores servicios.

 

A principios de año había en marcha once proyectos de renovación y cuatro de ampliación en el mercado español, que suman en total más de medio millón de metros cuadrados de superficie bruta alquilable (SBA), según datos de la Asociación Española de Centros y Parques Comerciales (Aecc). En total, estos proyectos suman una inversión de 279 millones de euros, contando sólo aquellos que han comunicado el dato.

 

 

 

 

El mayor de todos ellos es la renovación de La Maquinista, propiedad de Unibail-Rodamco-Westfield (URW), que comenzó las obras en 2019 y las culminó en marzo de 2021. La renovación supuso la incorporación de 19 nuevos establecimientos (con grandes operadores como Uniqlo, Abercrombie&Fitch o Dyson, que abrió su primera tienda en España) y la renovación completa del área de restauración.

 

El segundo mayor proyecto por inversión es el de Nervión Plaza, en Sevilla, propiedad del fondo estadounidense Nuveen. La compañía compró a principios de este año la planta terraza del complejo (el resto lo había adquirido en 2009) y prevé invertir cuarenta millones de euros en su relanzamiento, incluyendo el importe de la compra.

 

La transformación incluirá la incorporación de trece restaurantes, un supermercado y una sala menos de cine. El complejo cuenta actualmente con 22.450 metros cuadrados de superficie bruta alquilable.

 

Similar será la inversión que Carmila destinará a la renovación del centro comercial Terrassa-Barcelona, que adquirió en 2018 al fondo Pradera. La empresa prevé destinar unos 35 millones de euros al centro en el marco de un plan de inversión de 1.400 millones de euros hasta 2024.

 

En el siguiente tramo, entre veinte millones y treinta millones de euros, se sitúan las reformas de Porto Pi, El Saler y Plaza Mayor, con inversiones de 26 millones de euros en el primer caso y 25 millones de euros en los dos últimos.

 

 

Nuevos servicios

 

Además de reformar La Maquinista, URW también puso en marcha a principios de año un plan de rebranding que supuso la implantación de la marca Westfield en diez de sus centros más representativos en Europa, incluyendo La Maquinista y Glòries, en Barcelona.

 

El objetivo, explicó entonces la empresa, era convertirse en “una plataforma europea”, que incluya desde eventos a escala europea hasta servicios como el click&collect o la venta por WhatsApp.

 

En esta misma línea, URW también firmó en julio una alianza con Zalando para que los comercios físicos de sus centros comerciales puedan vender online rápidamente a través de la plataforma online alemana, utilizando su denominado Partner Program.

 

No es el único grupo que ha aprovechado las restricciones para acelerar su digitalización en los últimos doce meses. Value Retail, por ejemplo, implementó a principios de año un servicio de venta por WhatsApp o videollamada en las tiendas de La Roca Village y Las Rozas Village, Neinver implantó un proyecto para ofrecer asesoramiento por teléfono, e-mail o WhatsApp y Cbre lanzó Mall&Go, un marketplace con el que llevará toda la oferta de sus complejos a la Red y que permite comprar en distintos establecimientos del complejo y recibir un único paquete.

 

Otro gestor de centros comerciales que ha avanzado en su digitalización es Merlin. La socimi, propietaria de catorce complejos en España y uno en Portugal, firmó en enero una alianza con la start up última milla Revoolt. Tras la alianza, Revoolt se convirtió en proveedor oficial para el reparto de última milla del centro comercial Arenas de Barcelona. Las tiendas del recinto tienen acceso directo al servicio, mediante el cual pueden gestionar sus pedidos telefónicos y online a través de la plataforma online de lastart up.

 

 

 

 

Además de desarrollar servicios para el consumidor final, algunos complejos también exploraron nuevas fórmulas para rentabilizar los espacios que quedaron vacíos tras la pandemia.

 

Cbre se alió en mayo con Book a Corner para desarrollar una plataforma digital para el alquiler de corta duración de espacios en los centros comerciales que gestiona. Mediante esta plataforma, la inmobiliaria busca ofrecer una solución propia que permita a cada centro comercial una gestión ágil de todo el proceso de alquiler, desde la reserva del activo hasta la gestión, el pago y la firma electrónica del contrato.

 

Además, el sistema permite rentabilizar los espacios vacíos de sus centros comerciales mediante alquileres temporales o pop up stores que pueden establecerse durante días, semanas o meses.

 

El otro gran desafío para los propietarios de centros comerciales son las rentas, que se contrajeron un 4,6% en España en 2020, según datos de Catella, y que se reducirán otro 10% en 2021, según las previsiones de la misma consultora.

 

 

Más complejos a la vista


Pese a los desafíos que trajo la pandemia, ningún centro comercial echó el cierre en España en 2020, superando de nuevo el manido miedo al Apocalipsis Retail. Para el próximo trienio, además, el canal mantiene su empuje con casi una veintena de proyectos nuevos previstos.

 

España cerró el año pasado con 567 centros comerciales, que integran a más de 33.300 comercios. De estos, el 85% son pequeños operadores o franquicias de menos de 300 metros cuadrados.

 

En los próximos tres años hay planes para abrir 18 nuevos complejos, según datos de la Aecc.De estas aperturas, once serán parques comerciales, un formato al alza, y siete centros comerciales.

 

En total, los nuevos proyectos del sector sumarán 584.580 metros cuadrados de superficie en España. Las aperturas se repartirán por todo el país, aunque en la Comunidad de Madrid están previstos siete nuevos complejos y en Andalucía otros cuatro, además de Galicia, Cataluña y Extremadura.

 

También hay previsiones de actividad en inversión. En septiembre, EY estimaba que se cerraran más de una treintena de operaciones en el segmento comercial los siguientes meses, con una inversión de más de 2.000 millones de euros.

 

El retail (incluyendo también supermercados, outlets y parques de medianas) concentrará el 28% del total de operaciones y el 25,6% de la inversión total en real estate no residencial prevista para los próximos meses.

 

 

 

 

En concreto, EY anticipa que hay 33 operaciones en el pipeline por valor de 2.079,7 millones de euros. Es el segundo sector por número de operaciones previstas, sólo por detrás de oficinas, y el tercero en volumen de inversión, tras oficinas y hoteles.

 

Entre las mayores operaciones pendientes están la venta de los dos activos de Intu (en concurso desde 2020) en España: el centro comercial Xanadú, en Madrid, del que controla un 50%, y el proyecto de Costa del Sol, que comparte con Eurofund.

 

Intu Costa el Sol, en Málaga, recibió el visto bueno definitivo a finales de 2019 y está llamado a convertirse en el mayor centro comercial de España, con 235.000 metros cuadrados, pero en agosto Deloitte alertó en su informe de valoración de “una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad de la sociedad como empresa en funcionamiento”.

Compartir
Publicidad
Normas de participación

info@ejeprime.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Ejeprime no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...